Desmienten broncos haber solicitado ayuda para el ayuntamiento capitalino
2 junio, 2016
Corrección
2 junio, 2016

Existe repudio a la violencia, necesitamos seguridad

María Elena Yrízar Arias

La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, las entidades federativas y los municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias que la Constitución señala. La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta Constitución, según lo establece el artículo 21 constitucional federal.

Mientras que el contenido del artículo 7o. de la Constitución Política potosina dice: En el Estado de San Luis Potosí la protección de los derechos de sus habitantes y la permanente búsqueda del interés público son la base y objeto de las instituciones políticas y sociales. Para la convivencia armónica de sus habitantes, queda asegurado el goce irrestricto de todas las garantías individuales y sociales consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, las que el Estado adopta como propias. Las autoridades estatales y municipales deberán respetar y hacer respetar tanto dichas garantías como los derechos humanos, conforme lo dispongan las leyes reglamentarias y ordinarias respectivas.

Pero, no obstante lo anterior, aunque existan las leyes que se mencionan y que aseguran los teóricos del derecho que son el vivo reflejo del espíritu de la ley y el fin del Estado, la paz social y el bien común, entre otras ideas, desafortunadamente para los potosinos los hechos violentos que se han dado en el trascurso de los últimos días nos dan una muestra de la triste realidad que nos acecha y son una clara demostración de la inseguridad que prevalece, para muestra tenemos el caso sucedido en la madrugada del domingo pasado en  el municipio de Villa de Arista, donde elementos policiacos dispararon en una persecución a los tripulantes de una camioneta donde iba una estudiante del Cobach de nombre Alondra N., a quien asesinaron en el acto. Lo que ha desencadenado el  repudio que ciudadanos, estudiantes y familiares de la fallecida, partidos políticos, la Iglesia.

El director del Cobach, Amado Vega, exigió que se investigue a fondo este incidente lamentable. También los diputados Esther Angélica Martínez Cárdenas, Manuel Barrera Guillén, Héctor Mendizábal Pérez, Enrique Flores Flores y Guadalupe Torres Sánchez condenaron la muerte de la joven estudiante por policías de seguridad pública estatal.

Ayer, la secretaria general del CDE del PRI, Sara Rocha Medina, hizo un llamado enérgico a las autoridades estatales, para que vayan al fondo de la investigación y hagan justicia manera rápida y expedita hasta las últimas consecuencias. Mientas su homólogo del PAN, Marcelino Rivera Hernández, hizo un llamado a los tres niveles de gobierno para que trabajen de manera coordinada en materia de seguridad pública y agregó: “A San Luis lo queremos en paz”.

Igualmente, Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis potosina, reprobó la actitud de los policías que asesinaron a una joven del Cobach.

También se destaca el hecho de que policías estatales en Rioverde agredieron a periodistas del canal 13 de televisión potosina, por tomar una fotografía de un incidente en el primer cuadro de aquella ciudad. Fueron acusados los policías por el uso excesivo de la fuerza, la violación a la libertad de expresión y el robo de información personal. Lo anterior consta en el video que se filmó sobre el incidente, que a su vez se difundió en las redes sociales, a partir del 24 de mayo pasado, donde se ve que les arrebataron los celulares y levantaron a uno de los reporteros.

Ante estos casos, las voces de diversos sectores se han manifestado para expresar su rechazo absoluto al problema grave de inseguridad que vivimos, necesitamos seguridad, necesitamos que se establezca plenamente la eficacia del gobierno, necesitamos que exista un verdadero estado de derecho. Necesitamos creer en la policía y las instituciones del Estado. ¿Quién tiene voluntad política de poner orden? ¡Solamente pedimos que cumplan con su obligación, que escuchen las voces de repudio generalizado! Necesitamos seguridad, por el bien de todos. Repudiamos la violencia.

mariaelenayrizararias@gmail.com