Políticas públicas para periodistas, ¿sí o no?
15 agosto, 2016
Transformers
15 agosto, 2016

La precariedad laboral

Carlos López Torres

La inversión extranjera, especialmente en entidades donde los bajos salarios, la precariedad laboral y la discriminación de la mujer respecto a los operarios varones, ha encontrado un apoyo extraordinario de los gobernantes en todos los sentidos, justificado por las publicitadas expectativas de la creación de miles de empleos, aunque se tiene mucho cuidado de guardar silencio precisamente sobre el abaratamiento de la mano de obra que se ofrece y los nuevos problemas que genera socialmente la llegada de lar armadoras, por ejemplo.

El traslado de algunas de estas empresas como la General Motors, la Chrysler y la Ford hacia algunos paraísos de la precariedad laboral, nos comenta un ex empleado precisamente de la armadora Ford en Detroit, Michigan, se explica básicamente a partir de la mano de obra barata que ofertan los gobiernos neoliberales como el de México.

La diferencia es abismal en materia de salarios, nos comenta el participante en el exitoso Cuarto Encuentro Sindical Internacional, organizado por el SITTGE, la Federación Sindical Mundial (FSM) y la Central de Trabajadores de Cuba, el pasado fin de semana en el Teatro de la Paz, donde los asistentes, incluyendo a los delegados de Colombia y Uruguay, coincidieron en el reconocimiento de que el neoliberalismo ha traído la pérdida de los derechos adquiridos de los trabajadores de todo el mundo, especialmente en Latinoamérica donde la libertad sindical e independencia de las organizaciones de los trabajadores son acotadas y el derecho de huelga se obstaculiza, de plano se niega o, como en el caso de los sindicalistas de la Universidad Michoacana, se les impuso la huelga de “puertas abiertas” con tal de impedir su huelga, la que al final por la firmeza de los trabajadores acumuló cerca de 80 días en dos momentos de su ejercicio huelguístico.

Por su parte los maestros de Oaxaca y Chiapas, respectivamente, cuestionaron cómo han prevalecido en todo momento los criterios políticos y la parcialidad del aparato burocrático de la SEP y las autoridades del trabajo y la impartición de justicia, violentando sistemáticamente los derechos adquiridos y humanos de los mentores, incluyendo toda una serie de medidas represivas, el encarcelamiento y el asesinato de pobladores como el caso de Nochixtlán, documentado con testimonios de afectados por la represión y la matanza, que la PGR y el gobierno de Peña Nieto se niegan a investigar a fondo.

El caso de los trabajadores de la salud en San Luis Potosí terminó por conmover a los asistentes al escuchar la denuncia hecha en el cuarto encuentro, sobre la imposición de la contratación tercerista llamada outsourcing, la firma de contratos temporales y el despido masivo en los servicios públicos de salud, por parte de la secretaria del ramo sin importar a los gobernantes la afectación de miles de usuarios que acuden regionalmente a ese Hospital Central o el de Soledad, donde la crisis es de tal magnitud que de no resolverse pondrá en grave riesgo la existencia de esas instituciones.

Ante esas realidades, se destacó la persistente defensa de los derechos laborales de las y los trabajadores del SITTGE y los maestros, quienes hoy con su ejemplo de dignidad incitan a mantener la lucha por parar la ofensiva de la patronal y los gobernantes neoliberales en México.