El plan energético paró la robadera; no es estatista: AMLO
14 junio, 2022
Apoyo federal a NL para resolver en corto plazo escasez de agua: AMLO
14 junio, 2022

México se sumó rápidamente a la Alianza de las Américas del presidente Biden

Arturo Huerta González

En el marco de la Cumbre de las Américas celebrada en Los Ángeles, California, el presidente de Estados Unidos propuso una Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica. Dijo que este nuevo marco de cooperación económica busca atender de manera prioritaria los retos del continente e impulsar un crecimiento equitativo e inclusivo.

La Alianza se enfocará a fomentar el crecimiento de las economías de la región, priorizando enfoques que disminuyan la desigualdad entre las sociedades y se protegerá a las personas más vulnerables, se impulsará la creación de empleos bien remunerados y abordará el problema del cambio climático.

Ante tal planteamiento que promete todo, el secretario de Relaciones Exteriores de México rápidamente señaló que México se sumará a los países firmantes y que “frente a las nuevas realidades geopolíticas y económicas, nuestro país reitera la necesidad de buscar nuevos mecanismos que nos permitan impulsar el crecimiento económico para todos y que contribuyan a una mejor distribución de la riqueza”. Y añadió que “un aspecto relevante para México será promover que los beneficios del comercio estén bien distribuidos, incluyendo a las comunidades históricamente marginadas como mujeres, jóvenes y la comunidad LGBTQ y que tomen en cuenta los intereses de los trabajadores y las Pymes”. Y que con esta iniciativa “se buscará fomentar mayores flujos de inversión en el hemisferio para potenciar el crecimiento económico y los empleos bien remunerados».

Tales planteamientos los venimos escuchando desde hace décadas en todas las propuestas de política económica emanadas del gobierno de EU, como del FMI y del Banco Mundial para América Latina y el Caribe y los resultados han sido muy diferentes a los supuestos objetivos perseguidos. Las políticas emanadas del llamado Consenso de Washington han perpetuado nuestro subdesarrollo y han ampliado las diferencias de niveles de desarrollo entre Estados Unidos y el resto de América Latina y el Caribe. Ello ha actuado en detrimento de las condiciones endógenas de crecimiento que nos ha llevado a depender de la entrada de capitales, ha acentuado la extranjerización de nuestras economías, como los niveles de endeudamiento.

El secretario de Relaciones Exteriores se apresuró al señalar que México se adheriría a dicha Alianza sin analizar previamente los pormenores de la propuesta. Se dijo que se trabajará en los próximos meses en ello para firmarla posteriormente.

Esta Alianza regional está encaminada a mejorar la competitividad de EU frente a China. Se encamina a más libre comercio para que Estados Unidos aproveche las ventajas comparativas y competitivas de la región para reducir costos y mejorar la competitividad frente a China que es el enemigo a vencer por parte de EU. Con esta Alianza el gobierno de EU quiere frenar y reducir la creciente presencia que China ha venido teniendo en América Latina, ya que ha pasado a ser el principal o segundo socio comercial de los países latinoamericanos, lo que ha reducido la presencia de Estados Unidos en el área.

México se suma a la política de EU y de hecho en el discurso del presidente de México en su visita pasada a dicho país, señaló la importancia de fortalecer la relación entre México y EU para hacerle frente a China. Y ahora, con el discurso del secretario de Relaciones Exteriores en dicha Cumbre, se reitera la subordinación del país hacia los intereses de EU, como si ello se hubiera traducido en mayor desarrollo industrial y agrícola y mayor crecimiento, empleo y bienestar para el país.

Cabría preguntarle al gobierno ¿si la Alianza de las Américas para la Prosperidad Económica propuesta por el presidente Biden se enmarca en la 4 “T” en lo económico y en qué se diferencia de las políticas neoliberales que han venido predominando desde los años ochenta? Y si ¿ello nos diferencia de los anteriores gobiernos?

ahuerta@unam.mx
Profesor del Posgrado de la Facultad de Economía de la UNAM desde 1975