Giras presidenciales y periodistas enviados
28 octubre, 2019
Pronostican temperaturas de hasta cero grados en algunas partes de SLP
28 octubre, 2019

Periodistas, para entender a López Obrador propongo la cartilla ética de Dussel

Rogelio Hernández López

Confieso que llevo meses buscando un método que ayude a entender los parámetros políticos de Andrés Manuel López Obrador en su función presidencial para poder explicar como periodista la intención de sus decisiones. Igual no he podido ubicar a suficientes periodistas-analistas sinceros y con métodos aceptables en sus análisis porque tropiezo más con prejuicios y propaganda de filias y fobias. Métodos y estilos anacrónicos para examinar lo nuevo son tóxicos o sirven poco para diferenciar este gobierno con los que hemos visto en México durante seis sexenios.

Contra mi desconcierto recibí una sorpresa alentadora el lunes 21 de octubre: el texto más reciente de Enrique Dussel que se llama: Hacia una nueva Cartilla Ético Política, fechada en 2019. Ahí, el filósofo e historiador impugna el anacronismo de la Cartilla Moral de Alfonso Reyes; ubica los principios necesarios para el cambio ético de México (de gobernantes y gobernados) y, (lo que me admiró) refleja la influencia que tiene este pensador argentino-mexicano en Andrés Manuel López Obrador, tanto en sus diagnósticos de México como en las acciones políticas desde antes que fuera electo presidente.

Tres principios

El ensayo de Enrique Domingo Dussel Ambrosini, en 33 páginas, muestra un método distinto a las corrientes sociológicas conocidas. Es producto articulado de una cátedra que en diez sesiones impartió en la Escuela de Formación Política Carlos Ometochtzin, ligada a Morena.

Las elaboraciones del filósofo sobre tres principios éticos coinciden con lo que defiende el presidente de la República, a quien ubica como un político resultado de los movimientos de la izquierda mexicana:

La defensa de la vida, en primer lugar, de los pobres … “aunque haya que demoler el orden institucional injusto” …

el consenso de los gobernantes con la gente “más allá de la democracia representativa” para hacer “que participen” … “aunque haya que crear nuevas instituciones” …

la factibilidad, o sea hacer los cambios que son posibles… sin violencia… apresurando etapas… enfrentar la resistencia de la ultraizquierda y los conservadores… hasta dejar atrás al régimen de dominación anterior y arribar al régimen “obedencial” de mandar obedeciendo.

Cartilla anacrónica

Uno de los ejes de la reflexión del historiador y filósofo es la reivindicación de los orígenes y cultura de los mexicanos para poder plantear principios éticos acordes a los tiempos de hoy, muy distintos a la época en que se redactó la cartilla moral de Alfonso Reyes.

“…la situación ha cambiado radicalmente al poder definirnos hoy como una cultura autónoma, ni puramente occidental europea ni solo moderna, que culmina en los últimos decenios en el neoliberalismo. En el presente nos enfrentamos a la decadencia de Europa (y del eurocentrismo cultural). Se agrega a esto el que ha desaparecido la Unión Soviética y se ha desactivado la antigua ‘guerra fría’. Estados Unidos va perdiendo la hegemonía que ostentaba después de la posguerra del 1945, y compite hoy con el mundo asiático liderado por una potencia ya antigua pero ahora renovada, como es la presencia creciente de la civilización china. El espectro geopolítico entonces se ha modificado fundamentalmente de aquel que reinaba a mediados del siglo XX…”

Imposible prever triunfo de la 4T

Dussel examina las tres transformaciones de México y su contexto internacional. En todos los casos asegura que fueron fallidas y un factor que las malogró fue la corrupción. Sobre la Cuarta Transformación que “muchos opinan se ha iniciado en México” asegura que hoy no es posible prever sus resultados, entre otras cosas por las inercias del ciclo anterior.

La tercera transformación sigue aquí, dice: “La elite triunfante de la Revolución evolucionará de un nacionalismo popular a un neoliberalismo completamente dependiente de la voluntad del Imperio norteamericano, y del corporativismo más vulgar que corromperá todas las estructuras del Estado que había perdido su ruta. El charrismo sindical, una burguesía rentista y no creadora industrial, el continuo fraude electoral, la explotación y robo de los bienes comunes del pueblo que había acumulado un Estado de bienestar y de crecimiento sostenido del standard de vida, será dilapidado desde el 1968 (con la decisión de usar la violencia contra el movimiento estudiantil y popular), siendo un proceso de deceleración creciente desde el 1988 con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, desmantelando lo poco que quedaba del proyecto incipiente de autonomía nacional que lentamente había surgido en la Revolución. Es el fin de la tercera transformación hundida en la corrupción y la crisis generalizada.

“[13] La cuarta transformación surgió de la corrupción de la tercera, y alentada por un pueblo hundido en la desesperación, la violencia, siendo víctima de la corrupción de todas las instituciones del Estado y por él de la sociedad civil, asediada por la inseguridad, la pobreza y la impunidad…. Ante esta situación la izquierda sufre un proceso de unificación hasta originar con Heberto Castillo y otros líderes de izquierda el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT), que posteriormente desde la llamada “corriente democrática” del PRI Cuauhtémoc Cárdenas (1934- ) reorganizará como Partido de la Revolución Democrática (PRD, 1989). En estas luchas surge un joven militante, de temprana experiencia, de continuo contacto directo con los movimientos campesinos y populares, y “tempranero” como Juárez, Andrés Manuel López Obrador (1953- ), que lentamente ante la burocratización del PRD inicia la organización de un nuevo partido movimiento denominado Movimiento de Regeneración Nacional (Morena, 2011), que arrasa en las elecciones presidenciales del 1 de julio de 2018. Muchos opinan que con este triunfo electoral comienza una cuarta transformación en la historia republicana de México, cuyo desarrollo es imposible anticipar. La historia tiene caminos secretos que solo a posteriori descubren su sentido”.

Larga etapa de transición

Uno de los capítulos ampliamente explicado por el filósofo, es su teoría sobre las transiciones en los Estados. El las llama constelaciones diacrónicas: el paso de una elite dominante (A), a una ruptura liberadora (B) y a la creación de un nuevo orden con un poder obedencial (C).

Como él entiende el cambio actual en México lo expone así:

“[30] En el momento de la tercera constelación se trata de la creación de un nuevo sistema más justo. La cuarta transformación mexicana del 2018 debe atenerse a las exigencias de ese momento. Ni es ya un sistema vigente corrupto (el final la tercera transformación), ni es tampoco solo la crítica negativa de ese tercer momento. Ahora toca la responsabilidad de crear un nuevo tipo de Estado, de logar una nueva cultura política en la subjetividad popular. Es una tarea positiva, creativa, constructiva. Ética”

Colegas, propongo que se acerquen a este trabajo y quizá lo adopten como modo de analizar y que, más allá de prejuicios y estilos diacrónicos, nos impida ser maniqueos al mirar a los políticos como individuos voluntaristas, buenos o malos, pendejos o brillantes sin contextos ni pertenencia cultural. La sociedad mexicana no merece el ruidero actual.
https://www.escuelaformacionpolitica.com/uploads/6/6/7/0/66702859/nueva_cartilla_Ética._apéndice.pdf

[email protected]