Cápsula informativa: Lo que debes saber antes de ver el eclipse
21 agosto, 2017
El increíble despido de Judith la periodista sindicalista
21 agosto, 2017

Perra efímera

Luis Ricardo Guerrero Romero

Desde luego, a todos los que vivían cerca de la casa de Glisel, les gustaba ser simpáticos con ella, aún con su historial de vida ostentosa y desconcertante que caía en la exageración, no había quien no disfrutara entablar una conversación con ella o incluso llevarle de comer, pues su estado convaleciente le impedía salir de casa y ella como otras de su clase había sido víctima de la rara enfermedad. Nunca supimos el porqué en su mirada se alcazaba ver toda la compasión y belleza, muchos argumentaban que, entre Glisel y la mujer con quien vivía existía una conexión tremenda, así que el mundo entero, la amistad, lealtad y fidelidad, se trasparentaban en los ojos de Glisel. Era don Bandín quien sabía más sobre los secretos de Glisel, y fue él quien me contó todo sobre su efímero rastro a alejarse de este mundo. Según Bandín, la mañana del jueves todo trascurría en el marco de lo normal, sin embargo, la mujer hermosa con quien vivió Glisel se había levantado con un intenso dolor de cabeza que le forzó ir al médico. Fue entonces que ella salió sin Glisel, sin bolso y sin auto. Una ambulancia asistió al domicilio por ella. Seguramente Glisel no conocía las ambulancias y el señor Bandín le explico que todo estaría bien. Los testigos que conocieron a la perra de semblante leal y comportamiento intachable aseguraron que Glisel escapó por una cerca deteriorada rumbo al cementerio y que con triste seguridad Glisel olfateó el futuro letal de su amorosa dueña, la esposa del señor Bandín, quien hoy en la mañana despertó como cualquier viernes, pero su cabeza y su corazón sentían que era jueves.

Hay a quienes les simpatizan las mascotas y hay gente que no le interesa saber ni de un ave. Aunque no todo animal puede ser considerado mascota. En el relato anterior la familia que vivía con Glisel la perra de efímero rastro, no sabía lo triste que era llegar a esa semana un jueves, pues ambos se retirarían de este mundo para dejar a Glisel a su suerte. La perra efímera de la cual hasta hoy no se sabe nada, se marchó y nunca más se sabrá de ella, pues precisamente por eso fue apodada: efímera perra. Εφημερος del griego antiguo, que ha pasado a nuestra lengua por el filtro de la voz latina: ephimerus> efímero, con el significado de algo que acontece o es fugaz, es decir breve tan breve como una mañana, pues este adjetivo de tiempo es precisamente una expresión originada por las partículas: eph y hemera (del griego), la primera de ellas expresa sobre, y la segunda, hemera, día. Es así como efímero es lo que pasa en el día matinal. Nada es tan breve como un día, y más breve se vuelve si en esa mañana de jueves se tiene que morir, aunque sea lunes o viernes o cualquier día que dura poco como la vida. Lo contrario a lo efímero es lo perpetuo, lo contrario a la vida es la muerte, y dicen que a veces, las mascotas olfatean la muerte, yo más bien creo que rastrean la perpetuidad.