Renato Ibarra regresa con América y anota en triunfo 2-0 sobre Xolos
22 agosto, 2021
Asesinados siete periodistas en 109 días. El mecanismo necesita más fuerza y ser preventivo
23 agosto, 2021
  • Ambientalismo bajo amago
  • Imponer en La Laguna
  • Tricio-LaLa, conversos

Julio Hernández López

El pasado viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) comentó que buscará hablar con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, para analizar “la posibilidad” de que, ante amparos judiciales y oposición al proyecto denominado “Agua Saludable” en La Laguna (Durango y Coahuila), el tema “se considere como un asunto de Estado y de seguridad nacional, de derechos humanos” (https://bit.ly/3sFHWyk ).

Explicó el habitante de Palacio Nacional: “Quiero hablar con el presidente de la Corte sobre este tema para ver si en colaboración se busca un mecanismo legal, demostrando de que no hay ningún daño al medio ambiente, que, al contrario, el principal de los derechos humanos es el derecho a la vida y a ver si así podemos llevar a cabo la obra, porque apenas estábamos iniciando con las licitaciones y nos pararon la obra”.

El giro que explorará el presidente de México con el presidente de la Corte va a contrapelo de su continua exaltación del método fundado en la razón y no la fuerza, en el diálogo y la búsqueda de las causas profundas de los problemas (una polémica aplicación de ese método es apreciable en el postulado de “Abrazos, no balazos”, referido al crimen organizado).

Contraviene, además, la promesa hecha el 15 de agosto en Lerdo, Durango, donde anunció que se abriría un periodo de “diálogo” para que en octubre le notifiquen al tabasqueño la resolución tomada respecto a “Agua Saludable”, un proyecto que costará unos once mil millones de pesos para surtir agua potable a nueve municipios de La Laguna.

En esa ocasión, AMLO emitió otra consideración peligrosa: “me gustaría que para el día 3 de octubre ya no estuviesen vigentes, o en proceso, en curso, esos amparos porque, si están los amparos, aunque aquí se diga ‘no hay problema, vamos adelante’, no. El día 3 de octubre no hay amparos y hay acuerdo, y vamos para adelante. Si hay amparos y no hay acuerdo, como amigos siempre vamos a quedar, siempre como amigos, de ninguna manera como enemigos, ni mucho menos como adversarios, vamos hacia adelante” (https://bit.ly/3mpd1oM )./

Cinco días después, advirtió: “uno de los ambientalistas, que quién sabe quién lo patrocina, ahora sí que de parte de quién, dijo: ‘No se va a hacer la obra porque vamos a seguir interponiendo amparos’. Entonces, vamos a buscar el mecanismo para que sí se haga”. El amparo al que hizo referencia el Presidente fue interpuesto por ProDefensa del Nazas, asociación con veinte años de existencia, uno de cuyos dirigentes, el doctor Francisco Valdés Pérez Gasga, había declarado a un programa de internet: “Pese a emplazamiento de AMLO, no retiraremos amparo vs proyecto Conagua en La Laguna” (https://bit.ly/3jel1ah  ).

La estigmatización desde el poder, el condicionamiento de obras multimillonarias a que no haya amparos ni oposición fundada como la de ProDefensa del Nazas, lleva a fuertes presiones y a amenazas contra la vida y la integridad física de quienes “obstruyen” esos proyectos. Mientras en todo el país crecen las protestas de ese rubro, los ambientalistas son colocados bajo fuego retórico supremo y ante el riesgo de que sus acciones sean acalladas por razones de “Estado” y de “seguridad nacional”.

En la Mañanera, en cambio, Eduardo Tricio, el principal accionista del lácteo Grupo LaLa, responsable del grave daño a La Laguna por la explotación abusiva del agua, fue señalado el pasado viernes como un ejemplo de los “conservadores” que cambian y se vuelven revolucionarios.

El presidente recordó los casos del arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero; del obispo coadjutor en San Cristóbal de las Casas, Raúl Vera, y del pintor José Clemente Orozco como ejemplos de conversión, así que: “¿Por qué planteo todo esto? Porque ahora los de Lala están ayudando y quieren que la gente tenga agua saludable”.

Mmm: el tigre lácteo, responsable impune de la devastación acuífera, se convierte en La Laguna al “buen ambientalismo” (a conveniencia). ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.