Nacionales se lleva el primero de Serie Mundial ante Astros
22 octubre, 2019
Hallan decenas de cadáveres en un camión al este de Londres
23 octubre, 2019
  • Seguirá en prisión oficiosa
  • “Evasivas y burlas” a Ibarra de Piedra
  • Mario Delgado, “a la mala”

Julio Hernández López

Rosario Robles y sus abogados se toparon con un juez que no abrió la puerta de la prisión a quien fue dos veces secretaria de gabinete presidencial con Enrique Peña Nieto. La orden judicial superior de revisar la situación de la acusada no la benefició y el caso se mantendrá en los términos actuales, con ella en prisión preventiva y en espera del momento procesal en que se determine si inicia o no el juicio formal por los señalamientos relacionados con lo que mediáticamente se ha conocido como La estafa maestra.

Lo que pudo haber sido una victoria parcial de la exjefa interina del gobierno capitalino terminó en un endurecimiento del juez que lleva el caso, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien no se mostró reblandecido por los alegatos de los abogados rosaristas, quienes insistieron en la relación de parentesco del juzgador con Dolores Padierna, compañera de René Bejarano que a su vez fue estigmatizado por la develación de los famosos videoescándalos con los que se pretendió frenar a Andrés Manuel López Obrador antes de su primera candidatura presidencial.

El citado juez, en realidad, tachó de mentirosos a los defensores de Robles Berlanga y les advirtió que “el sistema acusatorio tiene dientes; solo hay que saber activarlos y ustedes, con su comportamiento falaz, han activado esos dientes”. Una tarde de retroceso para Rosario y su esperanza de continuar en libertad el proceso judicial que la ha colocado como la única peñista de primer nivel en pisar la cárcel y estar bajo marcada predisposición de castigo por sobre todas las cosas y por deudas políticas añejas.

La periodista Laura Castellanos, (escritora de libros como el ya clásico “México Armado”, con epílogo y cronología de Alejandro Jiménez y la propia Castellanos; además de “Crónica de un país embozado”) obtuvo un mensaje por escrito de doña Rosario Ibarra de Piedra con motivo de la medalla Belisario Domínguez que le ha sido asignada por el Senado de la República y que hoy recibirán sus hijas dado que el estado de salud de la galardonada no le permite viajar de Monterrey a la Ciudad de México.

En ese mensaje, que Castellanos publicó en un artículo en la sección de opinión en español de The Washington Post, Ibarra de Piedra dice que deberían investigarse muchos temas respecto a la lucha que ha encabezado, pero que “hasta la fecha la Secretaría de Gobernación solo ha dado evasivas y burlas a nuestras propuestas para investigar los casos de desaparición que el Comité Eureka ha denunciado y documentado”.

También señaló doña Rosario: “lo hemos dicho siempre: no hay nada que nos puedan ofrecer a cambio. Saber de los nuestros y que reciban la justicia que les fue arrebatada, así como acabar finalmente con este crimen terrible que ofende y agrede enormemente a la conciencia de la humanidad, siempre han sido nuestros únicos objetivos; sin estos, todo lo demás carece de sentido para nosotros. Sabemos con datos precisos qué policías o militares detuvieron y desaparecieron a los nuestros, a dónde los llevaron y quiénes fueron las mentes perversas que lo ordenaron. Solo se requiere de una investigación bien hecha y a fondo para saber dónde están nuestros hijos y familiares, y por eso ya hemos pedido al nuevo gobierno la creación de una Comisión de la Verdad. No ha habido respuesta, pero de ninguna manera cejaremos en nuestro empeño de encontrarlos”.

Dice Mario Delgado que lo quieren sacar a la mala de la contienda por el liderazgo formal de Morena pues, bajo el argumento de que está registrado en un domicilio distinto a aquel en el que buscó participar en una asamblea, pretenden dejarlo sin acreditación de congresista, lo cual es un requisito indispensable para aspirar a presidir tal partido. Tal vez Delgado debería preguntarse si la misma mano que lo hizo coordinador de los diputados de Morena es la que ahora le cierra la puerta en la pelea por un cargo partidista que parece predestinado para Bertha Luján. ¡Hasta mañana!   

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.