Explota toma clandestina en ducto de Pemex en Tabasco
19 enero, 2022
Estampida deja al menos 29 muertos en festejo religioso en Liberia
20 enero, 2022
  • Suspensión parcial de cuenta
  • Corte ordena pague 2,636 mdp
  • Pendientes, onerosos juicios

Julio Hernández López

Twitter decidió suspender parcialmente la cuenta (con más de 972 mil seguidores) del multimillonario Ricardo Salinas Pliego. Ahora solo se pueden ver los mensajes que colocó antes de la sanción, pero no podrá generar nuevos por un tiempo aún indefinido (probablemente corto).

Según reportó el propio presidente del Grupo Azteca en sus cuentas de Instagram y Facebook, la empresa del pajarito azul le informó del “bloqueo por incumplir las reglas” que “prohíben el abuso y el acoso”, pues “no puedes participar en situaciones de acoso dirigido a una persona ni incitar a otros a hacerlo. Esto incluye desear o esperar que alguien sufra daños físicos”.

La reacción de Twitter fue motivada por un mensaje de Salinas Pliego en el que se preguntaba si iniciaría la semana “con un concurso de memes” dirigidos al yutubero Ignacio Rodríguez, conocido como el Chapucero, a la académica Denisse Dresser y al empresario Simón Levy, a quienes mencionó con etiquetas de insulto que aquí no se reproducirán. Pensaría, dijo el dueño de Televisión Azteca, tiendas Elektra y Banco Azteca, si a ese concurso le “pondría” quinientos o mil dólares de incentivo.

Así explicó Salinas Pliego su suspensión tuitera: “hay personas que buscan promover sus ideas y silenciar las ideas de los demás, grupos de personas que se llevan y no aguantan… ellos se organizaron y denunciaron mi última publicación como si fuera acoso selectivo, yo quería hacer un concurso de memes y no me dejaron, me bloquearon parcialmente la cuenta, de todos modos ya estoy viendo que hacer, así que pronto me tendrán de regreso en Twitter”.

Bajo el argumento de que Twitter suspende cuentas que se “defienden” de los “ataques de pendejos”, pero no de “quienes por años se han dedicado a golpear, acusar y mentir”, Salinas Pliego anuncia: “va la mía. Me dicen que lo que hicieron fue organizarse y denunciar cada tweet como acoso selectivo, por si ustedes les quieren hacer lo mismo a ellos”. Y agrega las cuentas tuiteras de Rodríguez, Levy, Dresser, GatitosvsDesig, Sabina Berman y Marietto Ponce.

Más allá de afinidades o diferencias ideológicas o políticas con cualquiera de los involucrados, lo cierto es que Salinas Pliego ha sostenido, particularmente en meses recientes, una intensa campaña de participación en redes sociales, sobre todo en Twitter, cargada de exhibicionismo de sus lujos y riqueza, de su privilegiada forma de vida material y (además de promover sus productos empresariales) de posicionamiento como una especie de líder de opinión al estilo Donald Trump, incluyendo respuestas o comentarios sumamente agresivos y ofensivos hacia quienes controvierten con él.

Estas acometidas internéticas de una de las personas más ricas del país, promotor original y miembro de un comité empresarial de asesoría a la Presidencia de la República y uno de los capitalistas más beneficiados en lo que va del sexenio obradorista, se producen en una temporalidad en la que aspira a comprar Banamex, luego que Citigroup lo ha puesto en venta.

Tiene enfrente, además, desenlaces de litigios fiscales, como sucedió ayer cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación negó el amparo con el que Grupo Elektra pretendía eximirse de pagar 2,636 millones de pesos por un crédito fiscal relacionado con deducciones ilegales en el Impuesto Sobre la Renta de 2006, cuando fusionó dos de sus empresas. En febrero de 2021, la entonces titular del Sistema de Administración Tributaria, Raquel Buenrostro, consideró que las empresas de Salinas Pliego adeudaban unos 40 mil millones de pesos en impuestos.

Ayer mismo, el multimillonario y tuitero parcialmente suspendido anunció que emprenderá la defensa de sus derechos fiscales ante instancias internacionales. Habrá de verse si también toma la bandera de la defensa de la libertad de expresión por el caso Twitter.

¡Hasta mañana, con Ricardo Monreal en acuerdo sobre temas legislativos, pero ya no en desayuno con AMLO, como antes, sino con Adán Augusto, el secretario de Gobernación!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.