1,805 hectáreas “excluidas”
22 julio, 2021
La austeridad debería ser política de Estado: López Obrador
22 julio, 2021

Semblanza de una mujer política

María Elena Yrízar Arias

Ayer cumplí sesenta y cinco años de edad, lo que me hace sentirme muy afortunada de haber llegado a estas alturas de la vida, la que se desarrolló en mi natal Matehuala, muy cerca de las actividades políticas de mi familia, mi padre Miguel Ángel Yrízar Ruiz, era secretario del ayuntamiento matehualense, así que en mi infancia, era cotidiano salir de clases e irme a la presidencia, a esperar a mi padre que pudiera llevarnos a nuestro hogar ubicado en el lado sur de la población, en el rancho Los Olivos, y en esos ratos, conocía a los personajes políticos de esos tiempos. Cuando cursaba la primaria, mi padre fue designado Oficial del Registro Civil, lo que hizo que siguiera en ese ambiente, donde crecí y acompañaba a mi papá a los actos políticos del PRI y las visitas de los gobernadores de esos tiempos. Ya estudiando en la escuela preparatoria de Matehuala, tuve la oportunidad de concurrir a una entrevista con el gobernador Antonio Rocha Cordero, donde el profesor Pascual Gallegos Montalvo, entonces secretario de la preparatoria, le presentó un proyecto del auditorio de esa preparatoria y el gobernador nos recibió muy gentilmente y autorizó la obra. Esta experiencia me dejó una muy grata impresión.

Cuando estuve estudiando en la preparatoria, tuve la oportunidad de trabajar en el ayuntamiento de Matehuala, en el Registro Civil, donde fui escribana y por cierto ganábamos medio salario mínimo, pero allí aprendí que quería ser abogada, así que al terminar la preparatoria en junio de 1976, me fui a San Luis Potosí, a estudiar y trabajar al mismo gobierno del estado en la Junta de Conciliación y Arbitraje, donde conocí a muchos personajes políticos como al mismo gobernador de entonces Guillermo Fonseca Álvarez, al secretario general de gobierno Juan Antonio Ledezma Zavala, quien era matehualense, a Juan Ramiro Robledo, que era el presidente de la Asociación de Abogados, a los litigantes en materia laboral como Óscar Carlos Vera Fábregat, Gustavo Barrera, Jaime Suarez Altamirano, Enrique Portillo, Felipe Aurelio Torres y muchos otros que fueron posteriormente políticos distinguidos. En la Junta de Conciliación fui desde secretaria, luego actuaria, posteriormente la encargada de la mesa de asuntos foráneos y finalmente representante patronal.

En las elecciones del 1 de julio de l979, Juan Ramiro Robledo me invitó a ser representante de casilla de Antonio Rocha Cordero, quien era candidato a diputado federal, en esa misma fecha se renovó el gobierno del estado con Carlos Jonguitud Barrios. En 1981, terminé mi carrera de abogada y regresé a Matehuala a trabajar como litigante y a dar clases en la preparatoria de esa ciudad. Fui consejera suplente de los maestros de esa institución en 1985 y continué laborando hasta 1988, cuando renuncié a mi trabajo para continuar mis estudios en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, donde cursé la Maestría en Metodología y Pedagogía Jurídica de 1988 a febrero del año 1992.

En mayo de l992 ingresé a trabajar por invitación de Horacio Sánchez Unzueta al PRI estatal, cuando él fue presidente del mismo, donde desempeñé varias funciones tanto en la capital como en todas las regiones del estado, desde asuntos jurídicos, como aspectos de trabajo electorales, desde la verificación del padrón electoral en 902 comunidades de los 58 municipios, hasta representar al PRI ante la autoridad electoral estatal. También elaboraba estudios políticos, ensayos, convenios, discursos y en materia de organización de eventos, logística y otras actividades por todas las regiones en diversas giras de proselitismo. También fui directora jurídica del PRI estatal.

En el gobierno de Sánchez Unzueta fui directora jurídica del Sistema Estatal de Trasporte y posteriormente directora de área del Centro Estatal de Estudios Municipales hasta mayo de 1994, cuando el PRI me dio la oportunidad de ser la candidata a diputada federal por el distrito de Matehuala, donde gané y estuve desempeñándome como Secretaria del Instituto de Investigaciones Legislativas, así como miembro de las comisiones del Trabajo y Previsión Social, de Seguimiento del Caso Luis Donaldo Colosio y del Comité de Bibliotecas. En ese lapso que fui diputada, estudié en la Universidad de Oaxaca el doctorado en derecho. En 1997 fui designada Delegada Nacional de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas, hasta el año 2000, cuando participé como candidata a la presidencia municipal, donde perdí las elecciones ante el candidato del PAN, Gregorio Maldonado Vázquez.

En 2003 renuncié a mi militancia política del PRI y participé en la elección a la diputación federal por este distrito por el PRD, donde, desde luego, no gané. Desde entonces, dejé las actividades políticas y seguí trabajando como abogada litigante en Matehuala, de donde soy originaria.

En 2011, el arquitecto Juan Carlos Machinena me invito a escribir en el diario digital Con Tu Palabra.Com donde inicie esta actividad, luego otros periodistas me invitaron a hacerlo, como fue Omar Gallegos en La Brecha, Enrique Padrón en Kripton en su Tinta y Julio Hernández López, en 2014, me pidió colaborar en La Jornada San Luis, donde he estado opinando sobre el tema de la política, desde ese entonces hasta la actualidad.

En las elecciones pasadas, acá en Matehuala, me invitaron a participar en la radiodifusora OYE 105.5 de FM, a un programa llamado Plataforma política, para opinar cada semana sobre ese tema, pero luego, se convirtió en un programa diario de lunes a viernes de entrevistas con todos los aspirantes a la gubernatura, a los candidatos a diputados federales y locales, así como a los diversos candidatos a las presidencias municipales de la región del Altiplano, que se ha convertido en una experiencia muy interesantes y hasta divertida. Actualmente participo todos los días en el noticiero local con mis opiniones y los viernes tenemos una hora de programa de Plataforma política, donde invitamos a los personajes distinguidos de la región.

A grandes rasgos les dejo una semblanza de una matehualense que, además de lo anterior, también ha escrito varios libros: El estudio de la Ciencia Jurídica como Discurso Teórico, Historia de la Batalla del Ébano en la Revolución Mexicana, El Conflicto Armado en Chiapas de 1994 y la Historia Regional de Matehuala, que pronto será impresa. Esto he sido, a grandes rasgos. María Elena Yrízar Arias.

mariaelenayrizararias@gmail.com