La fuerza misteriosa de Ferreyra, el periodista
25 abril, 2016
Programa completo
25 abril, 2016

¿Sinergia entre poderes?

Carlos López Torres

El centralismo, cuyos avances durante el presente sexenio han reforzado ciertos rasgos autoritarios como la acentuación de algunas formas unipersonales de gobernar, con la consecuente falta de sinergia entre poderes, o mejor dicho, con la dependencia de los otros poderes respecto al Ejecutivo, se ha manifestado de manera patética en no pocas entidades con resultados totalmente adversos al remedo de democracia representativa que tenemos o de plano en retrocesos en materia de derechos humanos, como es patente para propios y extraños.

La embestida política y legal de quienes ejercen el poder con excesos, ha sido advertida por el laureado poeta, narrador y ensayista Fernando del Paso, cuando al recibir el Premio Cervantes aseveró que las cosas no han cambiado en México sino para empeorar, al denunciar públicamente la escalada de violencia contra la población y la aprobación de leyes como la llamada Ley Atenco, aunque habría que hacer notar las intenciones restrictivas del ejercicio de la libertad de expresión que subyacen bajo la urgencia de algunos gobernantes por regular las manifestaciones públicas.

En este contexto, hablar de sinergia entre poderes, excluyendo al nivel municipal como lo hace el diputado local Óscar Bautista Villegas, quien afirma que los compromisos entre los tres poderes permiten diseñar acciones y políticas públicas para atender temas como el fortalecimiento de la seguridad pública y promoción del empleo, aunque no deja de reconocer el legislador que se requiere atender la inversión y por lo tanto el empleo, no sólo en la capital y la zona conurbada, sino en otros municipios. No se atreve a llamarle centralismo al hecho de que se esté privilegiando el centro del estado.

Como tampoco ser atreve a mencionar nada sobre el desastre que enfrenta la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, no obstante que sus miembros aprobaron los exámenes de control de confianza, según salió a decirnos su titular Arturo Gutiérrez García, en el caso de los polis que resultaron halcones, aunque no sería remoto que también nos salieran con que los elementos que conforman al parecer una banda de asaltantes, también hayan resultado “idóneos” en su evaluación, para usar un término tan caro al nada idóneo secretario de Educación, Aurelio Nuño.

Por lo visto el general en retiro Gutiérrez García tiene un gran poder de convencimiento entre los diputados, al grado de hacerlos cambiar de la noche a la mañana su posición crítica para alinearlos con el discurso del Ejecutivo de que no pasa nada en materia de seguridad, que una cosa es la precepción y otra la realidad. Más aún, al diputado Bautista Villegas hasta le parece que eso es sinergia entre poderes.

Por supuesto, el crecimiento económico desigual no genera desarrollo semejante en ningún sentido, por lo que los habitantes de los municipios no privilegiados tendrán que seguirse sacrificando o emigrando para sobrevivir. Pero no sólo eso, sino que su bienestar se verá más afectado al carecer de inversiones para educación, salud, infraestructura, etcétera; toda vez que la apuesta neoliberal es ahondar las diferencias económicas y sociales.

Y en lo político, como bien atina a denunciar Fernando del Paso, iríamos a un totalitarismo, si nos dejamos.