Detienen a 7 personas presuntamente relacionadas con daños en el centro de SLP
3 agosto, 2020
… Veinte años después
4 agosto, 2020
  • Moctezuma, optimista
  • Canales alternos y pago
  • España y sus reyes

Julio Hernández López

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, extendió ayer en Palacio Nacional el certificado oficial de cambio de la televisión privada mexicana, durante tantos años señalada críticamente desde izquierda y centroizquierda. “No solo está cambiando la educación, también está cambiando la televisión”, dijo el optimista Moctezuma a partir de la firma de un acuerdo para que Televisa, Televisión Azteca, Imagen Televisión y Milenio Televisión transmitan por canales alternos, de multiprogramación, los planes escolares virtuales a los que obliga la pandemia del covi-19, .

No ahorró consideraciones positivas el personaje que luego de la derrota electoral de Francisco Labastida Ochoa como candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional en 2000 -de cuyo equipo formó parte- pasó a una especie de retiro de la política partidista pero no de la vida pública, pues se encargó durante 17 años de la Fundación Azteca, bajo la batuta de Ricardo Salinas Pliego. Ante el presidente de la República dijo: “Hoy se alejará aquella crítica que decía que la televisión compite en la tarde con lo que la escuela construye en la mañana. Hoy vemos cómo la televisión va a permitir que nuestras niñas y niños sigan aprendiendo. Nace una televisión aliada de la educación” (https://bit.ly/3grBu72 ).

A la ceremonia de conversión asistieron Emilio Azcárraga, Benjamín Salinas Sada, Olegario Vázquez Aldir y Francisco González Albuerne, directivos de las cuatro principales televisoras privadas del país, quienes pronunciaron discursos breves. Ellos acompañaron al presidente de México a su cena con el de Estados Unidos y forman parte de la asesoría empresarial presidencial.

El periodista Jenaro Villamil, ahora presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, autor como periodista de las más fundadas críticas al poder de las televisoras privadas, participó en el esclarecimiento de un tema planteado por un reportero en la sesión de preguntas y respuestas. También estuvieron presentes Antonio Álvarez Lima, director de Canal Once, y Rodolfo González Valderrama, director de Radio, Televisión y Cinematografía de Segob.

El acuerdo firmado ayer implica que los canales de televisión utilicen “canales adicionales de programación bajo el esquema de la multiprogramación, para difundir de manera temporal, el contenido audiovisual que incluya las sesiones escolares que la Secretaría de Educación Pública (SEP) está transmitiendo ante la contingencia por la epidemia por COVID-19”, según aprobó el Instituto Federal de Telecomunicaciones desde el 21 de abril del presente año” (https://bit.ly/39R1JBc ).

Esos canales adicionales, que están en proceso de acreditación de audiencias y comercialización, llevan una numeración secundaria y ahora se dedicarán por completo a la transmisión de las clases por vía remota, a cambio de un pago del gobierno federal a “tarifa social”, que a la hora de redactar esta columna no se había precisado. Los demás canales tradicionales, los que la mayoría de los mexicanos conoce, seguirán con su programación habitual. ¿Ya cambió la televisión privada mexicana? Cuando esos canales alternos dejen de transmitir las clases, ¿se habrá acabado el “cambio”?

Envuelto en escándalos de corrupción, Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, conocido como Juan Carlos I, abandonó España para tratar de disminuir el impacto negativo a la corona que desde 2014 ha sido adjudicada a su hijo Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Grecia, conocido como Felipe VI.

Con 82 años de edad, de los cuales casi 40 ejerció la función de rey, luego de la muerte del dictador Francisco Franco, Juan Carlos I busca poner distancia de las indagaciones respecto a dinero recibido de manera irregular y con tufo corrupto y, a la vez, trata de que la agitada política española no haga prosperar el rechazo de un segmento de la población del país peninsular a la figura de la monarquía. ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.