Siguen prácticas dilatorias de gobierno contra amparo de indígenas: Luévano
7 junio, 2016
Agua enturbiada para San Luis
7 junio, 2016

A 4 años de licitada, la alberca del Montecillo sigue inconclusa

Jaime Nava

A pesar de que la alberca de la Unidad Deportiva del Montecillo era utilizada por un número importante de personas, se encuentra cerrada al público desde mayo de 2012, cuando fue licitada y adjudicada su reconstrucción, modernización, rehabilitación y equipamiento al ingeniero Gerardo Martín Villarreal García, por un monto total de 10 millones 456 mil 984 pesos, según consta en el fallo de la licitación de número LO-924004991-N5-2012.

De visita a las instalaciones de dicha unidad, La Jornada San Luis pudo constatar que la alberca se encuentra inaccesible al contar con candados en las rejas de acceso; no obstante, la actual administración estatal se encargó de repintar parte de la fachada para borrar el logotipo utilizado durante el sexenio anterior y colocar la nueva imagen.

Como en el caso de la alberca de la Unidad Deportiva Satélite, la piscina olímpica del Montecillo debió haber sido reconstruida, modernizada, rehabilitada y equipada en un tiempo y a un costo menor del que finalmente resultó y fue pagado. La duración de la obra establecida en el contrato original era de cinco meses; no obstante, los trabajos se extendieron hasta 2015 y, a decir de una de las personas que trabajan en la Unidad Deportiva, la empresa responsable de la construcción aún continúa haciéndose cargo de desperfectos o descomposturas que se han presentado.

Aunque el monto original de la obra era de 10 millones 456 mil 984 pesos, se incrementó hasta alcanzar un total de 14 millones 788 mil 46 pesos, sin que pueda encontrarse una explicación más allá del añadido “ampliación” en los reportes de “obras en proceso” elaborados por la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas.

En el Informe Final de la cuenta pública 2012 del Poder Ejecutivo de San Luis Potosí de la Auditoría Superior de la Federación se cita un convenio motivo del aumento al monto original y, además, se realizó una observación financiera por tres conceptos “pagados y no ejecutados” que suman dos millones 134 mil 849 pesos. Igualmente, se señalan dos observaciones administrativas “por incumplimiento a la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados con las mismas”.

La primera de las observaciones consistió en que la obra no había sido concluida en el plazo indicado por el contrato. En la segunda observación se determinó la “mala planeación de la obra” y la existencia de conceptos “atípicos” que representaban 19 por ciento del monto contratado. Y, aunque el director de obras de Seduvop se negó a declarar en relación al tema argumentando que no tenía autorización para dar entrevistas, la ex titular de la dependencia, Juana Macrina Martínez Pozos, dijo estar “casi” segura de que la empresa que ganó la licitación de la alberca del Montecillo no fue la que concluyó la obra, aunque evitó revelar el nombre de la empresa que se hizo cargo de la obra, así como precisar las razones por las cuales, en su momento, se determinó el cambio de constructor.

 

Gimnasio de 11 millones sin usar

En el mismo caso se encuentra el gimnasio de la Unidad Deportiva Satélite, que pese a haber sido adjudicado en 2012 a G y G Construcción, SA de CV, por un monto de 8 millones 353 mil 810 pesos por la construcción y equipamiento del gimnasio y el salón de usos múltiples, terminó alargando el tiempo de ejecución de la obra, aparte de acrecentar la cantidad que se pagó por la misma y que terminó siendo de 11 millones 51 mil 674 pesos.

Debe señalarse que previa a la licitación de 2012 existió una más con, aparentemente, la misma finalidad. La licitación 10-SEDUVOPFEFEF-A-05 ocurrida en 2010 fue realizada por Seduvop para rehabilitar el gimnasio de la misma unidad Satélite y le fue adjudicada a Geotecnia y Construcciones del Centro SA de CV por un monto total de 522 mil 986 pesos.

Entrevistado al respecto, el titular del Instituto Potosino del Deporte, Miguel Ángel Álvarez, argumentó que no se cuenta con recursos para ponerlo en operación ya que las unidades “se construyeron y equiparon pero no tienen presupuesto”, además dijo que el gimnasio “quedaría mejor” con un tapete; pero especificó que ese es un tema que se verá en el momento en el que consigan los recursos para su operación.

Cuestionado en el sentido de si podrían concesionar las albercas a clubes deportivos o escuelas de natación para que sea por medio de ellos que se puedan poner en funcionamiento, Miguel Ángel Álvarez dejó entrever que existe dicha posibilidad; no obstante, aclaró que buscarían un servicio que sea adecuado y cuidarían la parte de las cuotas de recuperación. “No puedes tampoco salir y determinar costos de iniciativa privada, no, debe ser un modelo que se adecue a lo que es una instalación pública, que sea sustentable, que sea viable de mediano y largo plazo, no que le digas a los chavos que se incorporen a las academias en los primeros cinco seis meses a la vuelta de un año que siempre ya no”.

Por su parte, la subdirectora de vinculación del Inpode, Laura Pérez, se contradijo al afirmar que únicamente se encuentran realizando “trabajo de escritorio” para determinar la mejor opción para que tanto la Unidad Deportiva Satélite como la del Montecillo puedan comenzar a brindar servicios a la ciudadanía, ya que reconoció que sí existen algunas “cuestiones” que se continúan trabajando, como es la falta de un tanque de gas en Satélite y un desperfecto en el sistema de clorificación del agua en el Montecillo, según refirió uno de los encargados en dicha unidad.

JSL
JSL