“Blindaje productivo” para enfrentar negociaciones con EU: Concamin
23 enero, 2017
Migrantes, vulnerables a ataques y coptación del crimen organizado: SSPE
23 enero, 2017

Por «austeridad» desaparecen la Central de actuarios; trabajadores protestan

Samuel Estrada

Integrantes del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Estado (SUTSGE) que laboran en el Poder Judicial del Estado, se establecieron en plantón permanente en las instalaciones de la Ciudad Judicial debido a la desaparición de la llamada “Central de Actuarios” esto debido a cuestiones de “austeridad” según se los informó la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia del Estado y Consejo de la Judicatura.

Al respecto Israel Iván Flores Rivera, representante de los inconformes expuso que son más de 40 trabajadores de la Central de Actuarios, que de la noche a la mañana por una decisión unilateral de la presidencia les notificaron cambio de adscripción por la desaparición de la propia central de actuarios y ya no les permitieron siquiera dar de baja sus expedientes y terminar con el trabajo que venían desempeñando.

Explicó que al adscribirlos a un juzgado, se concreta un retroceso para el Poder Judicial del Estado ya que hace más de 10 años cuando se creó la central de actuarios fue precisamente a solicitud de los abogados que requirieron una mejor atención en las diligencias judiciales, pero ahora se tomó esta decisión argumentando un tema de austeridad resulta que los actuarios ya no tendrán rutas establecidas lo que implicará un desorden a la hora de hacer las notificaciones.

Asimismo expuso que por supuesto no habrá un incremento de sueldo, ni les darán dinero para la gasolina, puesto que ahora tendrán que usar sus vehículos particulares para llevar a cabo las diligencias, de un punto a otro de la ciudad, lo que provocará ineficiencia al ya no seguir criterios geográficos, sino de juzgado lo que retrasará los procedimientos.

Finalmente expuso que la realidad es que si fuera por austeridad, primero habría que bajar los onerosos sueldos de los magistrados y los integrantes del consejo de la judicatura que es donde realmente se va el dinero y por el contrario no han querido bajarse un peso a costa de los trabajadores y peor aún en detrimento del acceso a la justicia por parte de la ciudadanía.