Denuncian irregularidades en la renovación de juntas vecinales
30 mayo, 2016
ciclovía
Por falta de pago, empleados de la ciclovía dominical detienen labores
30 mayo, 2016

Ciudadanos que no respetan, problema de la adopción por parte de parejas gays

Fotografía: César Rivera

Jorge Torres

El director de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), Agustín Zárate Noyola, señaló que, ahora que se discute el tema de los matrimonios igualitarios, una de las problemáticas que tendrá se tendrá que atender será la adopción de niños por parte de las parejas homosexuales, y, a pesar de que reconoció que habrá algún impacto en los menores que tengan padres del mismo sexo, consideró que la afectación más grave serán las burlas que tendrán, en un contexto social que no está preparado para esta situación.

El académico puntualizó que no se puede decir con certeza, por ahora, qué implicaciones va a tener esto, pero advirtió que el factor más importante en el desarrollo infantil es la calidad de vida que reciba el menor en cualquier círculo afectivo o social, como podría ser su familia.

Asimismo, indicó que hoy en día hay muchos problemas a nivel infantil que la mayoría es debido a la desintegración familiar, y en familias que están integradas de manera heterosexual, por lo que, por ese lado, no tiene nada que ver si el niño tiene padres heterosexuales u homosexuales, pues lo importante es la calidad de vida que se les dé.

A pesar de ello, reiteró que sí va a haber un impacto en los menores con padres homosexuales, pero sí la calidad de vida que el niño recibe es óptima, no tendría porque haber algún problema, aunque dijo que “va a ser un niño diferente” dentro de un contexto social en el que, lamentablemente, la sociedad no está preparada y por lo tanto no respeta: “simplemente ser sujetos de burla y cuando una persona es sujeto de burla afecta inmediatamente en la autoestima, en el niño afecta inmediatamente su estado emocional, afecta su desarrollo social, su desarrollo sicológico; nos vamos a enfrentar a una serie de variables que en su momento deben ser sujeto de estudio”, sostuvo.

Finalmente, destacó que por todo lo anterior es necesario educar a la sociedad, por lo que “yo sugeriría que simplemente los padres acompañen a los hijos en su formación educativa, que los padres traten de informarse cómo ser mejores padres, que aprendan a llevar a cabo esos valores éticos y morales para que los transfieran a sus hijos”, para lo cual, abundó, se necesita capacitación para poder aportar en la formación integral de los menores.

JSL
JSL