Tamazunchale secuestro virtual
PGJE investiga restos humanos encontrados en Villa de Ramos
21 febrero, 2017
Urge plan de operaciones contra la inseguridad, sentencia oficial
21 febrero, 2017

Conductores de Uber protagonizan un bloqueo en protesta por decomiso de unidades

Conductores del servicio de transporte privado Uber se manifestaron en los alrededores de la Alameda Juan Sarabia y bloquearon el tránsito de vehículos hasta el distribuidor Juárez como una medida de presión contra un operativo montado por elementos de la policía estatal y la Secretaria de Comunicaciones y Transportes donde fueron decomisadas tres unidades.

Autoridades estatales se colocaron en la Alameda y procedieron a detener a los automóviles que pudieran estar prestando servicio de transporte en la capital bajo el argumento de que sólo revisaban que los choferes de Uber no estuvieran cobrando su servicio en efectivo y que las unidades tradicionales de taxis no portaran algún tipo de armas.

Uber envío un comunicado a los pasajeros y socios de la plataforma en el que calificaron de «indignante» que el gobierno del estado pretenda prohibir el pago en efectivo ya que, según se afirmó, dicha medida afecta a «más del 73% de los potosinos» que utilizan el servicio.

«En semanas pasadas se han presentado actos de agresión contra algunos de los socios-conductores de la plataforma, acto que desaprobamos y nos indigna que las autoridades dejen estos actos impunes, pareciendo estar enfocados en proteger a grupos minoritarios. […] No permitamos que sigan sucediendo estos actos que limitan a San Luis Potosí de tener una opción de transporte segura y eficiente.», expuso la empresa.

El bloqueo se extendió por más de dos horas; sin embargo, los choferes de Uber permitieron el paso de vehículos aproximadamente cada quince minutos. Poco después de las diez de la noche los titulares de las diferentes corporaciones policiacas se hicieron presentes en la zona del bloqueo para dialogar con los inconformes quienes les expresaron su molestia por los operativos y el decomiso de unidades. Al lugar también llegar elementos de la Policía Federal y un camión con policías antimotines para liberar la circulación.

«¿Por qué el gobierno del estado se esconde?», cuestionaron los conductores de Uber y reprocharon a las autoridades la falta de atención oportuna cuando han solicitado auxilio a través de los números de emergencia cuando han sido víctimas de agresiones por parte de los taxistas. «Ustedes están afectando a terceros», fue la respuesta que recibieron de parte de la policía ante lo cual los presentes respondieron: «¿Entonces tenemos que esperar a que nos maten para no afectar a terceros?», contestaron y pidieron una mesa de diálogo.

«Lo único que queremos es que nos dejen trabajar libremente y dejen de agredir a nuestros compañeros», sostuvieron.