Por adeudo con Pensiones, jubilados de telesecundaria se quedan sin acceso al servicio médico
8 febrero, 2016
Relata Alejandra abusos sexuales del sacerdote Noé
8 febrero, 2016

Denuncian golpiza de policías a tres miembros de una familia, en Soledad

Jorge Torres

Policías municipales de Soledad de Graciano Sánchez agredieron y robaron a una familia, a la cual incluso persiguieron hasta su casa en donde los golpearon, robaron pertenencias e hicieron algunas detonaciones de arma de fuego al interior de la vivienda. Producto de la agresión el padre de familia resultó con fractura maxilofacial, una herida en el pómulo derecho, entre otras lesiones, por lo cual será operado en estos días, mientras que sus hijos resultaron con golpes menores.

Los hechos comenzaron en la carretera Rioverde, en donde los afectados, un padre con sus dos hijos mayores, iban circulando, y detrás de ellos venía una patrulla de la Policía Municipal de Soledad, sin la torreta prendida. Los afectados señalan que no venían tomados ni nada, sólo el padre se había tomado unas cervezas, pero quien manejaba era uno de sus hijos. Llegaron así a la colonia Francisco Sarabia, y unas cuadras antes de su domicilio, en la calle Vicente Guerrero, los interceptaron. “Venían atrás de nosotros, enseguida llegando hacia nuestro domicilio empezaron disparar al aire; mi hermano iba manejando, él al escuchar las detonaciones se asustó y empezó a acelerar, fue entonces cuando la patrulla también aceleró, nos alcanzan, se nos atraviesan, nos dicen que nos bajemos, nos bajen, nosotros les preguntamos porque no estaban deteniendo y ellos simplemente nos dicen ‘cállate cabrón’ y empiezan a golpearnos. Después de esto mi papá se baja, pues al primero que le pegan es a mi hermano, nos defendimos de la agresión, entonces nos logramos zafar de ellos, no subimos a la camioneta y llegamos a nuestro domicilio que estaba a unas cuadras de ahí”.

Señaló el afectado que una vez que llegaron a su domicilio se encerraron, su otro hermano fue a guardar la camioneta a la cochera, en un terreno aledaño, mientras su papá y él estaban en el domicilio, esperando a su hermano, pero antes llegaron los policías municipales, pero ahora eran cinco patrullas, de donde se bajaron alrededor de 15 a 20 elementos municipales. Relata que los escuchaban a las afueras de su domicilio hablando sobre qué iban a hacer, entonces empezaron a violentar el portón de la casa a base de golpes y lo lograron abrir, ingresaron y empezaron a golpearlos. “Entraron y nos dijeron ‘ya valieron madres cabrones’. Se meten alrededor de 15 agentes a la casa a hacer un relajo adentro, mi papá y yo éramos los únicos que les hicimos frente”, cuestionándolos sobre el motivo de la irrupción, los policías sólo les repetían el “ya valieron madres”, que se tiraran al suelo; ellos se defendieron de los ataques, pero ahí como eran muchos policías los sometieron, a su papá lo golpearon hasta dejarlo inconsciente, mientras que a él lo subieron a la patrulla.

“Cuando vieron desvanecido a mi papá lo subieron a otra patrulla, pero como vieron que iba muy mal, dijeron ‘a este cabrón déjenlo, no se nos vaya a morir ahorita’, y lo bajan y lo dejan tirado en la cochera, demasiado sangrado y golpeado, ya estaba inconsciente”.

Además mencionó que los policías estuvieron buscando cosas en la casa, tal vez algo con qué incriminarlos y justificar su proceder, en ese momento había también otros familiares en el domicilio pero se resguardaron en cuartos, también se hicieron disparos por parte de los policías, “eran dos primos y un vecino, adentro de mi domicilio, en una terraza que tenemos, empezaron a disparar los policías, escuchamos como tres disparos ya dentro de mi casa, me imaginó que fue para amedrentarnos”. Asimismo, relató que él también fue agredido pero en menor grado, ya cuando lo subieron a la patrulla dijo que un policía le dio un puñetazo en la cara diciéndole “esto fue por ahorita cabrón”, ese es el único golpe visible que presenta el joven. También comentó que en ese momento llegó otro familiar, un tío, el cual también fue detenido por los policías, sin motivo.

Una vez detenidos, señaló que jamás los metieron a la celda ni hubo registros de nada, estuvieron en la Comandancia Municipal de Pavón por tres horas en una oficina, después de una horas los dejaron ir “sin firmar nada, sin ningún registro, llegaron familiares a preguntar por qué nos tenían ahí, nosotros sólo decíamos que los policías nos habían golpeado, pero no dijeron nada, se hicieron tontos”.

Finalmente, señaló que están realizando todas las acciones pertinentes para que se castigue a los responsables de estos hechos, pero como fue fin de semana está muy limitado todo, pero ya emprendieron acciones legales contra los elementos policiacos, incluso ya fueron los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado a levantar fe de los hechos, “nos dicen que los delitos son allamiento, robo, porque faltan algunas cosas en la casa, abuso de autoridad; hasta ellos mismo no creen lo que ocurrió”, dijo el afectado, y comentó que una persona de Soledad intentó que no se hiciera pública esta situación, pero señaló que decidieron denunciarlo para que se castigue a los responsables y que esto no vuelva a pasar.

JSL
JSL