Seduvop da mantenimiento a diferentes vialidades
29 marzo, 2019
Concurrencias en beneficio de la ciudadanía se deben reconocer: Pesina
29 marzo, 2019

Dependencias deben contar con un programa interno de protección civil: Oficialía

Desde la administración se impulsan acciones para reducir al mínimo la incidencia y el impacto de estos al instituir políticas y determinar las medidas para evitar los riesgos y responder mejor ante una emergencia, señaló Teodoro Rostro Alcántara, subdirector de Capacitación de la Coordinación Estatal, quien ofreció los conocimientos del Programa Interno de Protección Civil al personal de la Dirección de Desarrollo Humano de Oficialía Mayor de Gobierno del Estado.

Los participantes conocieron las acciones y procedimientos ante la eventualidad de una emergencia o desastre, el cual está dividido en tres subprogramas: Prevención, Auxilio y Recuperación.

Esta capacitación se llevó a cabo en las instalaciones de la Coordinación General de Protección Civil, en donde también se les indicó que fue modificado el Programa Interno de Protección Civil para incorporar dos nuevos conceptos: el Plan de Contingencias de carácter geográfico y el Plan de Continuidad de Operaciones de carácter funcional y estratégico.

En este sentido, el instructor consideró pertinente que para aplicar el Programa Interno de Protección Civil en una dependencia u oficina de la administración pública, se debe cumplir con los requisitos necesarios como son los siguientes: La estructura responsable de protección civil debe estar incorporada en los ordenamientos jurídicos internos, como el contrato colectivo de trabajo, el estatuto orgánico, el reglamento interior de trabajo, el estatuto de gobierno o cualquier otra figura normativa laboral, con el fin de establecer una partida presupuestal para la operación del programa y darle legalidad.

Crear un cronograma de actividades, el cual es una herramienta clave que sirve para identificar la secuencia y las tareas cumplidas además de convertir el proyecto en un plan ordenado, además de ser actualizado mínimo cada tres meses. Identificar riesgos y su evaluación. Conocer los riesgos externos, como: tanques elevados, torres de alta tensión, postes y cableado, transformadores eléctricos, alcantarillas o registros, bardas y cercas, desniveles o inclinaciones, calles y su circulación, vías de tren, gasolineras, gaseras, terrenos baldíos, anuncios espectaculares, depósitos o almacenes de Materiales Peligrosos, etc.

Identificar y conocer los riesgos internos del lugar del trabajo para determinar y contener el nivel de riesgo, las medidas de prevención y su ubicación: Ubicación física: considerando amenazas probables (ver lista de calamidades) estructurales, tipo de construcción, daños, construcciones vecinas, suelo, terreno. No estructurales como pasillos, entradas, salidas funcionales (gente con capacidades diferentes), objetos que puedan caer o deslizarse, obstáculos para transitar, materiales combustibles e inflamables.

Instalaciones eléctricas: distribución de cargas, calidad de la instalación, uso de cableado adecuado, etc. De gas condición de la instalación, regulador, conexiones adecuadas, válvulas de paso, etc. Hidro-sanitarias capacidad, alcantarillas seguras y limpias, drenaje de azoteas, etc.

Teodoro Rostro Alcántara, valoró la importancia de que todas las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal cuenten con un programa interno de protección civil, para que conozcan y sepan reaccionar ante cualquier contingencia que se pueda registrar, pero ante todo prevenir cualquier riesgo.

JSL
JSL