Venezuela
Venezuela aceptará el regreso de colombianos deportados
28 septiembre, 2015
Chiapas
Consignan a detenidos en desalojo de carretera de Chiapas
28 septiembre, 2015

El cáncer de próstata es moral de no ser atendido a tiempo

discapacidad pensionissste cirugías cáncer de próstata resurtible ISSSTE temporada de calor

Entre los cánceres que más atacan al hombre, sobre todo a los mayores de 45 años de edad es el de próstata. Este mal, de aparición inesperada, imperceptible y silenciosa, se enfrenta con el machismo y los prejuicios sobre la gravedad del problema, lo cual lo convierte en mortal si no es atendido a tiempo, ya que a mayor edad es más el riesgo.

Para atacar esta enfermedad, el ISSSTE cuenta con laboratorios computarizados modernos para la detección temprana de factores de riesgo de cáncer de próstata, mediante los cuales los derechohabientes varones pueden, con un simple análisis de sangre, conocer la situación funcional de esa glándula y, en su caso, proceder a la atención preventiva correspondiente.

Por ello en la Subdelegación Estatal del ISSSTE se trabaja en el Programa de Detección y Control de Cáncer de Próstata lo cual representa un paso más en el fortalecimiento del Primer Nivel de Atención a la Salud. Para tal efecto, se realiza una intensa campaña de información directa entre la derechohabiencia, vía internet, para que se conozca en forma inmediata la existencia de este Programa y la importancia de practicarse el examen, así como de programar revisiones periódicas.

Hay que destacar que en los hombres mayores de 65 años los tumores malignos aparecen como la segunda causa de muerte y dentro de este universo, el cáncer de próstata es el que mayor relevancia tiene.

La Subdelegación Médica precisó que la próstata tiene forma de nuez y un peso de aproximadamente 200 gramos. Está ubicado debajo de la vejiga y es el encargado de producir un líquido lubricante que constituye parte del semen.

Indicó que para controlar este problema es necesario someterse anualmente a un tacto rectal o bien a un estudio antígeno prostático (examen sanguíneo). Añadió que algunas de las características del padecimiento son el crecimiento de la glándula, dificultad o ardor durante la micción y aumento de la frecuencia de ésta; disminución en el calibre del chorro de la orina y a pausas, dolor de espalda o la presencia de sangre en la orina.

«El cáncer de próstata no hace distinciones y una revisión oportuna puede significar la diferencia entre la vida y la muerte», manifestó la dependencia.

La única alternativa para reducir el sufrimiento por cáncer de próstata, así como la mortalidad, es detectarlo de manera oportuna, cuando es posible evitar su desarrollo mediante tratamiento médico porque la enfermedad está en su etapa inicial y se puede confinar a la glándula prostática, sin haber invadido otras partes del cuerpo.

Hay posibilidades de sobrevida hasta en 95 por ciento cuando la enfermedad es tratada con cirugía radical en su etapa inicial, pero cuando el cáncer ya es muy agresivo y se ha extendido hacia otros órganos del cuerpo, la mortalidad es muy alta.