John Lydon, terror de la burguesía y leyenda del punk, cumple 60 años
31 enero, 2016
Denuncia ONG tráfico nacional de fármacos contra el VIH
31 enero, 2016

Policías no están capacitados, asegura Barrera Guillén tras enfrentamiento en el estadio

ex colaboradores

Fotografía: César Rivera.

Jorge Torres

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social del Congreso del Estado, Manuel Barrera Guillén, lamentó los hechos ocurridos la noche del sábado a las afueras del estadio Alfonso Lastras Ramírez, al finalizar el partido de la Liga de Ascenso entre Atlético San Luis y Necaxa. Señaló que esto deja en evidencia que no hay un control ni revisión en la entrada y salida del estadio, además la falta de capacitación de los policías estatales y municipales que no supieron qué hacer ante esta eventualidad.

“Hay una falta de revisión y control para las personas que asisten a estos eventos; era imposible pensar que la Policía Estatal, en conjunto con la Policía Municipal, pudiera controlar a miles de aficionados, pero esto es algo recurrente, no es algo nuevo, lo que extraña aquí es que siga sucediendo y que no se haya establecido algún filtro de control con anterioridad. Hay varios equipos que todos conocen cuáles son los que tienen mayor afición, sobre todo las que son más bravos, y deberían establecer un mecanismo de control desde un inicio”, dijo.

Mencionó que los policías no están realmente capacitados, pues realizaron disparos y se iban contra los que veían, bajo la excusa de controlar la situación. Además, por videos que circulan en algunos medios se ve prepotencia en el actuar de algunos elementos policiacos, así como denuncias de agresiones por parte de algunas personas que no participaron en los hechos.

Puntualizó que Derechos Humanos ya lo ha señalado muchas veces, sobre que la policía debe tener mecanismos de persuasión y no hacer disparos al aire con balas reales, “para eso se supone que tienen permitido en ciertas ocasiones el uso de las balas de goma, pero yo creo que no iban preparados, seguramente tendrán que salir a dar una explicación. Veíamos un reporte de la Policía Estatal, en conjunto con la Procuraduría, en donde ponen a ciertas personas a disposición, qué bueno, pero esa no es más que una respuesta mediática, lo que se necesita es una respuesta inmediata en el evento y evitar con ello que se den este tipo de confrontaciones; debe ser preventiva no reactiva”.

Finalmente, comentó que aquí lo deplorable es que se ponga en riesgo a personas que acuden a estos eventos en familia, por lo cual es impensable que gente entre al estadio con objetos para lesionar o armas, aunque consideró que afortunadamente no hubo decesos, “eso habla por lo menos de que no pasó a mayores”.