Clausura Comercio establecimientos que operan disfrazados de cervecerías
20 julio, 2016
En estos momentos el metrobús sería perjudicial: ayuntamiento
20 julio, 2016

Falta a Peña propósito de enmienda y la penitencia: vocero de la Iglesia

Jorge Torres

El vocero del arzobispado de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera, se refirió al perdón que pidió el presidente Enrique Peña Nieto a los mexicanos por el tema de la Casa Blanca de su esposa Angélica Rivera. Señaló que “algunos gobernantes” potosinos tendrán en un momento dado que darse cuenta de que han ofendido a los potosinos con sus acciones, por lo cual en ese momento tendrán también que pedir perdón”, aunque indicó que lo importante también es la enmienda y penitencia que deben hacer al reconocer sus errores.

Para Priego Rivera desde hace ya varios años no se tenía una noticia de un enriquecimiento ilícito “tan grosero” como el que representaba esa casa que vino a romper “una esperanza en los mexicanos”, por lo cual consideró que por supuesto que la petición de perdón era necesaria y los mexicanos la esperaban desde hace 18 meses, aunque dijo desconocer si una disculpa tan tardía devuelva la confianza a los mexicanos. “Este tipo de golpes le duelen mucho a México, no sabemos ni depende de nosotros si esta disculpa fue aceptada o no, lo que sí sabemos es que es una disculpa tardía”, señaló.

Aseguró que actualmente los políticos tienen que andarse con mucho cuidado, pues los ciudadanos mexicano ya no son lo que eran, ahora al mexicano ya no le dan “atole con el dedo”, ya no creen nada, al menos en amplios sectores sociales están cobrando conciencia de que su voto vale más que una cacerola, que vales para la despensa, lo que sea, “el voto vale mucho más que eso, los mexicanos ya ejercen votos de castigo, por ello si este es un perdón pedido de manera sincera eso exige el propósito de enmienda”.

A propósito de la penitencia o enmienda, comentó que es algo que le falta a Peña Nieto de cumplir, pues aunque ya haya pedido perdón y aceptado sus culpas, eso no lo exime de que tenga que pagar un penitencia.

“Cuando uno se confiesa, requiere arrepentimiento sincero, propósito de enmienda, dolor auténtico, y penitencia, entonces podemos aplicarlo a este caso. Bueno, ya se pidió perdón, presuponemos que hay un dolor sincero, falta propósito de enmienda y la penitencia”, concluyó.

JSL
JSL