cecyte
Cecyte en medio de conflictos entre sus sindicatos
4 noviembre, 2016
influenza
IMSS SLP aplicará más de 225 mil dosis de vacuna contra la influenza
4 noviembre, 2016

Familiares de personas desaparecidas entregan pliego petitorio a autoridades

desaparecidas

Jorge Torres

Familiares de personas desaparecidas hicieron llegar un pliego petitorio al Gobernador del Estado, Juan Manuel Carreras, así como al titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Federico Garza Herrera, y al Congreso del Estado en donde de manera respetuosa pero enérgica se solicita cumplimiento a ocho puntos, entre los cuales destacan la creación de bancos de ADN de familiares de desaparecidos y de personas no identificadas; y la renuncia de la directora de Alerta Amber y Personas Desaparecidas en San Luis Potosí, Magdalena Vega Robledo. Asimismo se piden formas de difusión más profesionales de los rostros de los desaparecidos; un registro estatal confiable de desaparecidos; la implementación del Protocolo Alba.

Además solicitan la integración de mesas de trabajo para definir estrategias en la búsqueda y localización de personas desaparecidas, dichas mesas de trabajo deberán estar integradas por el Gobierno del Estado, la Procuraduría, la Dirección de la Policía Ministerial del Estado, Ministerios Públicos titulares de las mesas donde se vierten los asuntos de desaparecidos, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, familiares de personas desaparecidas, organizaciones de la sociedad civil, y demás autoridades relacionadas con la temática de desaparición.

En cuanto al Congreso del Estado se solicita en cada uno de los distritos electorales que representan las y los diputados que se difundan los rostros de todas las personas desaparecidas en forma periódica ininterrumpida y rotativa, esto aunado a la mayor difusión de las personas desaparecidas en medios electrónicos, spots de radio y televisión, espectaculares y banners informativos. Cabe destacar que este escrito es avalado por las organizaciones civiles, el Centro de Derechos Humanos Samuel Ruiz, y los familiares de personas desaparecidas.