Denuncian favoritismo del IMSS hacia proveedor de víveres foráneo
7 junio, 2016
Siguen prácticas dilatorias de gobierno contra amparo de indígenas: Luévano
7 junio, 2016

La información de las purificadoras debe ser pública, sentencia regidora

Angélica Campillo

La regidora integrante del Comité de Adquisiciones del ayuntamiento de la capital potosina Laura Gama Basarte confirmó que no hubo licitación para la elección del proveedor del encargado de proporcionar el servicio de purificadoras de agua gratuita, y en ese sentido refirió que solicitará los datos acerca de cómo se llevó a cabo el proceso de selección de este prestador de servicios al oficial mayor, Noé Lara Enríquez, pues esta cuestión se suma a los demás rubros que no han sido licitados y es algo que la ciudadanía debe conocer.

Asimismo, señaló que dentro del Comité de Adquisiciones no existió una licitación referente a las purificadoras de agua gratuitas y por los medios se enteró que el ayuntamiento capitalino está pagando más caro por este servicio que si las adquiriera un particular, e incluso el proveedor, de nombre Miguel Ángel Tovar Parra, es el mismo que prestó sus servicios en Soledad de Graciano Sánchez durante la pasada administración, “entonces es importante saber el procedimiento que se llevó a cabo y que nos lo puedan manifestar”.

Criticó que con ello el ayuntamiento capitalino continúa siendo opaco, pues no es algo que no se deba saber, y “como regidores tenemos el compromiso de dar información adecuada y que las instancias que lo están manejando lo den a conocer, porque yo creo que no se debe ocultar información que debe ser pública”.

En ese contexto, aclaró que esa situación da la pauta para que la ciudadanía esté inconforme y se pregunte qué está pasando cuando al ser funcionarios públicos de esa manera también debe ser la información: “volvemos a lo mismo de que existen irregularidades de un tema y de otro, y que sí es importante darlo a conocer porque como parte del Comité de Adquisiciones lo desconozco y como presidenta de la Comisión de Vigilancia no tengo ningún dato”, sostuvo.

Apuntó que este tema vuelve a caer en el oficial mayor porque de su departamento se desprenden varias direcciones, en este caso la de compras, de la cual el Comité de Adquisiciones forma parte, por lo que Lara Enríquez es la persona indicada para informar sobre ello: “la documentación que en un momento dado se tiene que pedir es lo que tenemos que estar haciendo continuamente para que la información fluya y nos den a conocer lo que está pasando”, finalizó.

No se compara costo con beneficio: ayuntamiento

Según información proporcionada por el área de Desarrollo Social, el programa de dotación de agua potable a través de purificadoras en zonas marginadas de la ciudad no sólo implica su instalación, sino requieren de una serie de insumos para proporcionar este servicio gratuito a la población de manera cotidiana, y en el contrato se especifica que el proveedor se encargará de suministrar las tapas de diferentes medidas para los distintos garrafones, los sellos con el logotipo del ayuntamiento como medida de seguridad y sanidad, los liners para las taparoscas, sanitizantes, productos de limpieza y hasta papel higiénico.

También se encarga del mantenimiento preventivo y de reparación del equipo, además de otorgar capacitación mensual especializada a las trabajadoras, adicionales a las que exige la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), y en ese contexto se dio a conocer que cada purificadora tiene una producción de mil garrafones diarios.

Se argumentó, de la misma manera, que, de hacerse estas compras a distintos proveedores, seguramente se elevaría el costo por lo que implica, pero que en todo momento se cuida la inversión por parte del gobierno capitalino.

Asimismo, se expone que no hay punto de comparación entre el costo que implican las purificadoras con el beneficio social que tienen las familias favorecidas, que en promedio reciben hasta cuatro garrafones de agua potable por semana, y actualmente, debido a la temporada de calor, se ha elevado hasta a seis garrafones entregados semanalmente.

Cabe destacar que La Jornada San Luis dio a conocer que las purificadoras de agua que han sido instaladas por el ayuntamiento capitalino estarían siendo compradas a un precio mayor al que el proveedor las oferta al menudeo, al público en general, según consta en documentos públicos emitidos por el propio Municipios y cotizaciones hechas por dicho proveedor.

El 15 de diciembre de 2015, cuando el alcalde inauguró la primera purificadora en la capital, presumió que se tendría la capacidad para repartir 700 garrafones diarios; una planta con esa capacidad durante un periodo de 12 horas de trabajo continuo tiene un costo de 225 mil 736 pesos al precio de menudeo en el negocio del proveedor del ayuntamiento, según consta en una cotización realizada por Tovar Parra, sin embargo, de acuerdo con la lista de contratos de prestación de servicios de 2016, se constató que por cada purificadora el municipio está pagando 338 mil 177 pesos y 12 centavos, lo cual significa un sobreprecio de 112 mil 441 pesos.

JSL
JSL