SITTGE
Cede gobierno del estado a presión de los sindicatos
28 diciembre, 2016
Gasolinazo provocaría nuevo desabasto de combustible, advierte Leal Tovías
28 diciembre, 2016

Los habitantes de La Joya esperan que fiesta de Rubí les deje algún beneficio

Jorge Torres

Los habitantes de la comunidad La Joya, en el municipio de Villa de Guadalupe, esperan que el “efecto Rubí” les deje algún beneficio más allá de la situación mediática que significaron los XV años de la joven Rubí Ibarra, consideró David Eduardo Vázquez Salguero, profesor investigador de Historia de El Colegio de San Luis (Colsan), quien estuvo presente en el festejo.

Señalo que esta fiesta dejó “claroscuros”, como el hecho de la diferencia entre el mundo virtual y el real.

“Nos interesaba mucho evaluar el efecto de las redes sociales en esta sociedad actual, y cómo se corresponde la realidad virtual con la realidad de lo tangible, y podemos ver que, efectivamente, lo virtual tiene un ancla en lo real, como los XV años, pero al entrar al mundo virtual se vuelve impredecible un asunto”, dijo el investigador, y agregó que esto fue claro en la fiesta, pues lo virtual fue totalmente diferente a lo que se dio en la realidad, por ello consideró que esta fiesta deja muchos claroscuros desde muchas perspectivas, y deja mucho aprendizaje sobre el comportamiento social y sus paradojas, sobre todo lo que tiene que ver con el mundo virtual (las redes sociales) y el mundo real.

Explicó que dentro de las paradojas es que no existen redes de Internet en la mayoría de las rancherías, esa es la primera situación incongruente y la paradoja es cómo se invitó a pocos pero llegan muchos; lo otro es la desinvitación que generó que muchos ante eso tuvieran el interés de ir; también se vieron cosas muy propias de la cultura mexicana, como el hecho en sí de los XV años, pero no hubo elementos propios de una fiesta de este tipo, en vez de eso se vio en la actitud de Rubí que ella no tenía muy claro su rol, si era disfrutar, ser la estrella, convivir, eso realmente no ocurrió, por ello se vio por momento a una Rubí fastidiada y distante.

Además muchas cosas fueron impredecibles en la fiesta, el caos previo a la misa, el tema de la chiva donde hubo una tragedia, pero esto lo interpretó como una realidad a la que la sociedad se está acostumbrando, “hay un rebote entre lo real y lo virtual”, se vuelve impredecible lo virtual y cuando aterriza en lo real no se sabe cómo afrontarlo, “de pronto la presión no es con la gente con quien vivimos o hacer una fiesta, sino la presión es con la gente que se impone, que no conocemos, y que es de este mundo de las redes sociales”, dijo.

Hablando de los claroscuros, indicó que habitantes de La Joya comentaron que esperaban que esta fiesta deje algo bueno, que no querían que esto fuera como “un huracán, que pasa con tal fuerza que deja destrozos y basura”, pero al final queda todo igual o hasta peor, por ello los habitantes de la comunidad piden dos cosas básicas: agua potable y telecomunicaciones, “eso es lo único que pedían, que ojalá este evento dejara beneficios, pero al parecer todo fue el momento y se quedará en el olvido otra vez”.

Para concluir, dijo que lo importante es seguir poniendo atención, no sólo a esta comunidad de Villa de Guadalupe, sino a todo la región, pues se vive en condiciones de pobreza muy graves, además de que consideró que hay dos sectores que merecen total atención de las autoridades, la gente pobre y la juventud.

JSL
JSL