Protestan contra galas de caridad en mansión Trump
5 febrero, 2017
La Constitución, «parteaguas» en la CDMX: Osorio Chong
5 febrero, 2017

Marcha «Cambio por San Luis» contra las reformas estructurales

Jorge Torres

“¡Peña, entiende, la patria no se vende!”, fue una de las consignas que cerca de un centenar de ciudadanos del movimiento Cambio Por San Luis gritaron por la calzada de Guadalupe en su marcha rumbo a plaza de Armas, en el marco del centenario de la Constitución Mexicana.

Los ciudadanos del movimiento salieron a manifestarse en contra del gasolinazo, el cual aseguran que a pesar de que se dio marcha atrás al incremento de los precios pactado para los primeros días de este mes, la realidad es que esto sólo es una forma de engaño, pues lo cierto es que se dará el aumento.

Pablo Martell Santos, uno de los voceros de este movimiento ciudadano, señaló que el gobierno no ha variado en su política de incremento a las gasolinas ni ha variado su política de funcionamiento faraónico como forma de gobierno, pues han pretendido mediáticamente manejar algunas medidas de carácter “cosmético” que de fondo no resuelven absolutamente nada, por ello, dijo, se busca la derogación de las reformas estructurales, principalmente la energética, que está permitiendo la privatización y desmantelamiento de Pemex y la entrega del petróleo a las empresas extranjeras.

El movimiento destaca que San Luis Potosí se suma a los esfuerzos nacionales contra “las medidas antipopulares” tomadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, como el incremento a las gasolinas y el consecuente aumento de los precios de la canasta básica y los servicios; asimismo, señalan que durante el último mes se han tomado las calles, lo cual logró que el gobierno estatal y federal aplicara medidas de austeridad, sin embargo, no son suficientes para mitigar las graves consecuencias de los precios.

“Ustedes son nuestro modelo a seguir”

Una vez que la marcha salió de la fuente del Santuario, avanzó por la calzada de Guadalupe, pasó por algunas calles del Centro Histórico y dio la vuelta a la Alameda, trayecto que transcurrió sin incidentes y con amplio apoyo de potosinos en sus vehículos.

La marcha llegó a plaza de Armas, concretamente al kiosco, desde donde empezaron los posicionamientos, así como un espectáculo musical cultural. Ahí fue que apareció el pequeño Luis, de ocho años de edad, quien, junto con su madre, leyó una carta con sus pensamientos sobre la actualidad del país y de San Luis Potosí.

Destaca que México es su país, un país que además le gusta mucho porque tiene una gran biodiversidad, mucha fauna, mucha flora y una gran cultura; además tiene habitantes muy trabajadores, por todo eso es un país muy respetado en el mundo. Además dijo que en San Luis Potosí se elaboran muchos productos y servicios que son competitivos, por lo que los potosinos son muy inteligentes, buenos y muy capaces, pero con frecuencia “se hacen como que la virgen les habla” porque no saludan, no responden, se hacen los disimulados, o son indiferentes a las otras personas cuando se les saluda o se les convoca, “me gustaría que fueran más atentos y participativos, hoy México nos necesita a todos”.

Asimismo, señala que ve a muchos mexicanos buenos, respetuosos, inteligentes, talentosos, arriesgados y valientes, pero desgraciadamente hay otras personas que son malas y corruptas, que destruyen el país, lo desgastan, lo entristecen y lo dañan, “no me gusta que haya tanta corrupción, ni entre los ciudadanos ni entre los gobernadores y presidentes que llegan a sus puestos con trampas, con mentiras, con compra de votos como lo hizo Peña Nieto; no me gustan que exploten el planeta pero tampoco que exploten a los mexicanos, ni que haya tantos robos y que la economía vaya mal”, dijo el pequeño, quien señaló que su sueño es ver un México sin corrupción que permita a todos realizarnos como personas para que podamos alcanzar nuestros propios sueños, sin miedos, donde seamos más responsables, más prósperos, y más ecológicos.

Dijo que le gustaría que México tuviera un buen presidente, que sea buena persona; honesto, responsable, generoso, inteligente, que escucha a todos, y que no siga sólo sus intereses o que se haga rico empobreciendo a otros; además de un presidente que “tenga carácter y dignidad para que nos represente en el mundo como nos merecemos”. Asimismo, invitó a adultos, jóvenes, y niños a unirse a marchas y manifestaciones porque “las cosas no están muy bien en el país” porque la corrupción es más grande que nunca, los políticos son un fraude, y no podemos quedarnos “aplastados y sumisos”.

Después del evento cultural y algunas posturas, la manifestación terminó cerca de las dos de la tarde, se convocó para el martes 7 de febrero a las seis de la tarde a una reunión de organización en el barrio de San Miguelito, para determinar futuras acciones a seguir.