Asume Ruth González la presidencia del DIF Estatal
27 septiembre, 2021
3 millones 635 mil 807 personas han padecido Covid-19 en el país: Ssa
27 septiembre, 2021

Mesas de seguridad se realizarán en todo el estado, anuncia Ricardo Gallardo

Al encabezar la primera reunión regional de seguridad, el Gobernador del Estado José Ricardo Gallardo Cardona, anunció que dichas reuniones se llevarán a cabo en las cuatro regiones de San Luis Potosí, porque la gente quiere ver acción en las calles, no en una oficina.

“Van a ser más eficaces las reuniones, pero ya saliendo a sesionar estas mesas de seguridad en Matehuala, Ciudad Valles, Tamazunchale, van a ser en los lugares donde realmente San Luis Potosí están las afectaciones. Tenemos que ir a sesionar a los municipios, todos lo entendieron, simplemente hay que dar un rumbo”, afirmó Gallardo Cardona.

Además, el Gobernador del Estado confirmó que a corto plazo tiene planeado disponer de un estado de fuerza de cuatro mil policías que sumados a los cientos que se encontraban asignados en tareas de escoltas personales de funcionarios y empresarios podrán conformar la Guardia Civil.

Ante representantes de los tres niveles de gobierno e integrantes de su gabinete en materia de seguridad, Gallardo Cardona aseguró que su administración le apostará a la prevención como un tema prioritario en el que haya la voluntad de servir a las familias. y donde no se escatimará esfuerzo alguno para salir de la crisis de violencia y criminalidad que marcó por muchos años a la Entidad potosina.

Hizo un puntual llamado para fortalecer las estrategias en este rubro mediante una estrecha colaboración de las instancias para así poder recuperar la paz y el orden que se perdió y que se dejó pasar.

Además, reiteró su compromiso por establecer en San Luis Potosí una Guardia Civil situación que vendría a sentar un precedente muy importante y para lo cual será fundamental el apoyo del Poder Legislativo para avanzar en la normatividad que permita crear esta corporación.

Por último, recordó que ya hubo una etapa de reestructuración para que se integren a labores operativas cientos de policías que extrañamente venían fungiendo como escoltas personales de políticos y hasta empresarios.