¿Asunto arreglado?
1 junio, 2016
¿Sólo así, Kumamoto?
1 junio, 2016

Petición de información respecto a Sandra obedece intereses políticos, afirma Aranda

Angélica Campillo

El secretario general del ayuntamiento de la capital potosina, Marco Antonio Aranda Martínez, a través de un comunicado, dio a conocer la postura del municipio ante la solicitud de un grupo de ciudadanos que acudieron a la Unidad Administrativa Municipal (UAM) a exigir aclaraciones sobre el tema de la compra de medicamentos a Sandra Sánchez Ruiz. En el documento se señala que la petición corresponde a intereses políticos. Cabe mencionar que cuando finalizó la lectura, el funcionario municipal se negó a responder los cuestionamientos de los medios.

En rueda de prensa, el secretario general mencionó que en el proceso de la compra de medicamentos para los trabajadores del ayuntamiento no hay nada ilegal ni oculto, pero existen instituciones confiables, como la Auditoría Superior del Estado (ASE), para que determinen si hubo alguna irregularidad en ello. Incluso solicitó mesura a los grupos de opinión “que más podrían actuar por intereses políticos que por una auténtica apuesta a la transparencia en el servicio público”.

Aranda Martínez argumentó que, respecto a los ciudadanos que acudieron a la UAM exigir aclaraciones acerca de la compra de medicamentos, se encuentra Manuel Nava Calvillo, quien fue regidor capitalino y precandidato a la alcaldía por el Partido de la Revolución Democrática; Gonzalo Benavente González, quien ha sido regidor capitalino, abanderó una candidatura a diputado por el PRD y recientemente fue director de Desarrollo Económico en la actual administración municipal; Héctor Blanco Cedillo, quien fue secretario general del ayuntamiento; y Edgardo Rubín de Celis buscó ser gobernador del estado en las pasadas administraciones.

Dijo que la transparencia y la rendición de cuentas es una obligación a la que están sujetos todos los servidores públicos, “y lo haremos con gusto”; asimismo, enfatizó que resulta inverosímil que algunos ex funcionarios municipales o estatales exijan al gobierno municipal que exhiba a un proveedor que cumplió con la Ley de Adquisiciones y que ofreció un ahorro significativo de 50 por ciento en los medicamentos que vendió.

Especificó también que el ayuntamiento no tiene ningún derecho sobre la proveedora de medicamentos “y mucho menos vamos a incidir en su libertad de tránsito o en su derecho a reservarse alguna declaración mientras la autoridad competente no dictamine si hubo irregularidades en el proceso de compra”.

Al término de la lectura del documento, el equipo de Comunicación Social del ayuntamiento aplaudió al secretario general y en ese momento el funcionario dio las gracias, se levantó de su asiento, al tiempo en que los medios se le acercaban para intentar entrevistarlo, sin embargo Aranda Martínez se negó a responder los cuestionamientos de los reporteros, quienes se fueron persiguiéndolo hasta que entró a su oficina sin decir una palabra.

La transparencia no tiene porqué incomodar, recalca ciudadano

Entrevistado al respecto, José Guadalupe González Covarrubias, uno de los solicitantes de información, manifestó que es terrible el desconocimiento del derecho a la información, rendición de cuentas, transparencia y respeto al mandante, que es la ciudadanía, de parte de alguien que fue magistrado, en este caso Aranda Martínez.

Externó que los funcionarios del ayuntamiento están manejando un régimen autoritario y piensan que nadie puede cuestionarlos y exigir un derecho, independientemente de sus creencias religiosas y de sus tendencias: “lamentablemente la historia se está repitiendo cada tres años. Casi las mismas palabras que dijo Aranda son las mismas que dijo Victoria Labastida cuando la cuestionamos de la misma manera; es la misma manera de escudarse de Mario García antes de que le pusiéramos la demanda que tiene la PGR”, criticó.

Insistió en que la transparencia no tiene porqué incomodar ni molestar a quien está haciendo bien las cosas: “se molesta el que lo está haciendo mal”. Apuntó que si no hubiera irregularidades, “desde cuándo hubiera salido Sandra Sánchez Ruiz a dar la cara, a mostrar sus almacenes, a mostrar su historial, y lo que es un secreto a voces: que ese proveedor no existe”.

Finalmente, agreó: “le recomiendo al alcalde y a todos los funcionarios que ni se molesten porque esa va a ser la forma de exigir durante todo su periodo, cuentas claras, porque la ciudadanía está despertando”.

JSL
JSL