Caso Tierra Blanca continúa abierto: Campa Cifrián
Caso Tierra Blanca continúa abierto: Campa Cifrián
15 junio, 2016
Multan al PAN por no registrar gastos de Miranda de Wallace
Multan al PAN por no registrar gastos de Miranda de Wallace
15 junio, 2016

Requerimos acciones que garanticen nuestra integridad: Consejo Consultivo del IMES

Integrantes del Consejo Consultivo y Social del Instituto de las Mujeres de San Luis Potosí (IMES) emitieron un posicionamiento en relación a los hechos ocurridos el pasado 7 de junio en donde una persona de nombre Rosa Margarita Ortiz  fue violentada física y sexualmente mientras se trasladaba a la ciudad de San Luis Potosí a bordo de un autobús de la empresa ETN.

Aseguraron que lo ocurrido a Margarita Ortiz es «un claro ejemplo de la descomposición social y de la amenaza sistémica contra las mujeres al transitar en el espacio público»; además reprobaron la falta de una respuesta institucional del Estado así como la ausencia de acompañamiento al momento de la presentación de la denuncia que realizó la víctima.

Indicaron que la denuncia y voz de la Rosa Margarita debe servir para «hacer un llamado enérgico  a la responsabilidad que hay de las instituciones del Estado en abordar de forma coherente, estructural y urgente las acciones conducentes a salvaguardar la integridad de las mujeres».

Se reproduce íntegramente el posicionamiento del Consejo Consultivo del IMES:

Los hechos acaecidos el pasado 8 de junio del presente año, donde resultaron violentados las personas que viajaban de la Ciudad de México a San Luis Potosí, y en donde, de igual forma fueron vulneradas la integridad física y sexual de una de las pasajeras, originaria de nuestro Estado, son un claro ejemplo de la descomposición social y de la amenaza sistémica contra las mujeres al transitar en el espacio público.

Reprobamos que ante la falta clara de respuesta institucional en nuestro Estado, donde la víctima no recibió acompañamiento para realizar su denuncia, las autoridades locales reviren en sus intervenciones, cuando de violencia se trate, en particular, de la de género y respondan de acuerdo a las necesidades de la ciudadanía, aplicando los protocolos establecidos.

Si bien la víctima que ha denunciado, goza de un respaldo y soporte familiar que le permite incidir de forma clara ante las autoridades, lo cierto es que no todas las víctimas gozan de esos privilegios asociados a la condición de clase y capital social. Habida cuenta de ello, que la denuncia  y voz de la víctima de estos hechos, sirva para hacer un llamado enérgico  a la responsabilidad que hay de las instituciones del Estado en abordar de forma coherente, estructural y urgente las acciones conducentes a salvaguardar la integridad de las mujeres.

Más allá de las acciones afirmativas, de los discursos políticos y las medidas preventivas, requerimos acciones paralelas que garanticen nuestra   integridad,   que   no   nos   re-­‐victimicen,      que   nos   restituyan derechos y sobre todo, la certeza de que no volverá a acaecernos nuevamente un hecho violento por ser mujeres.

Consejo Consultivo y Social

del Instituto de las Mujeres del Estado de San Luis Potosí