peñasco segam
Se deslinda Segam de juicio en contra de Cal Química
7 marzo, 2016
Policía Militar podría apoyar a SL en materia de seguridad
7 marzo, 2016

El río Españita está convertido en foco de infección y contaminación

Río Españita

Agua pestilente y suciedad, a 300 metros de la Unidad Administrativa.

Carlos López Torres

Ni la incansable lucha de Juanito Chavarría, viejo luchador desde siempre por la regeneración de la colonia General I. Martínez, ni la de sus compañeros que han decidido como ciudadanos reanudar las gestiones necesarias ante el abandono del río Españita, cuyas obras fueron inauguradas por el entonces gobernador Horacio Sánchez Unzueta, más preocupado hoy por el fideicomiso para la recuperación del Centro Histórico, han merecido respuesta satisfactoria a la demanda de recuperación del espacio público convertido en un foco de infección y contaminación ambiental.

Estigmatizada como colonia peligrosa, se mantiene sin embargo con graves carencias como la falta de alumbrado desde la misma entrada, comenta Julián Camarillo, quien afirma que ello propicia la inseguridad que tanto se dice combatir aunque con resultados insatisfactorios, “por la falta de atención a otras medidas de prevención y trabajo para los jóvenes de esta populosa zona”.

Así es, afirma Armando  Hernández Palomares, quien lleva años fomentando el deporte y algunas actividades culturales y usa su casa como oficina a donde acuden desde chavos banda hasta niños y público en general en busca de participación en algún evento, siempre sin el apoyo de alguna autoridad; “pues hasta los trofeos de la premiación hay que conseguir mediante la cooperación de algunos vecinos”. Y es que desde que se terminó esta obra nunca se entregó al municipio, “lo que permite que las autoridades estatales y municipales se echen la pelotita”.

Otro de los presentes en la entrevista, el maestro pintor y laureado acuarelista Jerónimo González Huerta, nos presenta copia de los oficios dirigidos a Jorge Lozano Armengol y Victoria Labastida Aguirre, por medio de la secretaría de Gestión Social del PRI, misma que corrobora la existencia de un manantial desaprovechado que nace casi esquina con Vallejo y 5 de Mayo, donde el agua fluye por un acueducto y descarga al río Españita, contaminada por las aguas residuales que vienen desde la Politécnica. También se han dirigido al ex alcalde Mario García Valdez y más recientemente al presidente municipal Ricardo Gallardo Juárez, cuyas copias obran en poder de este medio, con la esperanza de ser atendidos en esta demanda justa de los ciudadanos que afecta “no sólo la imagen de San Luis, sino la salud y el bienestar en general de la gente”.

Aunque el problema más grave es el de la contaminación y el riesgo en que se encuentran los alumnos que asisten al jardín de niños, “el del agua es también otro que también nos agobia por insuficiencia aunque la gente paga en servicio” sin recibirlo bien, aclara J. Reyes Guerrero Zambrano, quien además comenta: cómo es posible que a sólo 300 metros de la Unidad Administrativa se mantenga esta suciedad, señalando el agua pestilente que desemboca en el río por el que antes corría agua cristalina.

¿Usted cree que no estamos expuestos todos los de este rumbo a contraer el zika o cualquier otra enfermedad infecciosa?, nos pregunta el colono, quien recalca que esta lucha es ciudadana, ante la inexistencia de la junta de mejoras que no ha sido formada porque no se ha lanzado la convocatoria.

Los problemas de esta colonia son muchos, dice Armando Hernández Palomares. Señala con ironía el creciente pasto que invade las canchas, aunque no deja de invitarnos al próximo torneo de futbol allí mismo. Por supuesto, serán los muchachos quienes tendrán que limpiar para jugar, después que el funcionario de Imagen Urbana enviado hace unos días dejó tirado el trabajo de limpieza que habían iniciado.

JSL
JSL