Víctima devota
7 marzo, 2016
El río Españita está convertido en foco de infección y contaminación
7 marzo, 2016

Se deslinda Segam de juicio en contra de Cal Química

peñasco segam

Samuel Estrada

La titular de la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental (Segam), Ivette Salazar Torres, se deslindó de la promoción de un juicio de nulidad que un grupo de activistas de la Sierra de Álvarez ante el Tribunal Estatal de lo Contencioso Administrativo (TECA) para que la empresa Cal Química de México deje de operar, puesto que lo hace sin permisos.

La funcionaria argumentó que esto se debe a que la empresa canadiense ya operaba desde antes de que hubiera protección alguna al sitio e incluso antes de que hubiese legislación, entonces no se le puede aplicar de manera retroactiva una norma y mucho menos anular algo que no existe.

Recordó que la Sierra de Álvarez, contrario a lo que sucede con la Sierra de San Miguelito, sí cuenta con una declaratoria de área natural protegida, ya que se trata de una zona de biodiversidad prioritaria para la entidad, sin embargo aseveró que Profepa tendrá que definir en su momento si es viable que esta empresa se mude.

Precisó que “lo que pasa es que la empresa obtuvo sus permisos antes de que se hiciera la declaratoria de área natural protegida, lo cual dejó en cierto momento en indefensión. El problema es que en su momento no consideraron no incluir este espacio dentro del polígono de protección, que genera un impacto ambiental fuerte”.

Puntualizó que al final se trata de una actividad minera que explota materiales pétreos pero al final está dentro de un área natural protegida federal y les corresponde tanto a la Semarnat como a la Profepa la revisión de los diferentes condicionantes.

Para finalizar, recalcó que no hay nada ni por parte del Ejecutivo del estado, a quien lo mencionan en el juicio de nulidad, ni por parte de la Segam, que tenga alguna injerencia, puesto que de forma estatal no se tiene ningún permiso ni trámite, todo se hizo desde el nivel federal, asimismo señaló que los activistas no han solicitado ninguna reunión con la dependencia para explicarles la situación.

JSL
JSL