Reclutamiento para Guardia, falta de respeto al Constituyente: PAN
3 enero, 2019
Liberan a 7 estadunidenses detenidos de forma ilegal en Veracruz
3 enero, 2019

Se manifiestan en el Congreso por muerte de perro a causa de pirotecnia

Desde temprana hora de este jueves asociaciones protectoras de animales y ciudadanos en general se manifestaron afuera del Congreso del Estado para exigir que se haga justicia en el caso de un perro que murió en el fraccionamiento San Ángel debido a la pirotecnia.

Los manifestantes ingresaron al recinto legislativo gritando ¡Justicia! y exigiendo penas más severas contra al maltrato animal, además de la prohibición de la pirotecnia.

Fueron atendidos por los diputados Edgardo Hernández Contreras, Mario Sánchez Lárraga y Pedro Carrizales Becerra, quienes escucharon sus demandas en torno a los derechos de los animales.

Cabe destacar que informaron que hasta el momento han reunido 71 mil firmas en una carta que se piensa entregar al Congreso para dejar en claro que no se quiere que San Luis Potosí sea catalogado como un estado violentador de animales.

Desde el 1 de enero comenzó a circular la noticia de un perro que aparentemente había sido asesinado al introducir un cohete en su hocico, versión que fue retomada por varios medios de comunicación, y provocó gran indignación por parte de los ciudadanos, quienes incluso iniciaron una campaña en change.org para exigir que se sancionara a los responsables.

En medios y redes se ha especulado acerca de los hechos y los señalamientos van desde que se amarró al can para introducirle el artefacto en el hocico hasta que la pirotecnia le fue entregada al animal en un plato con croquetas, sin embargo un vecino de la zona informó que él cuenta con una grabación de los hechos y en el material se aprecia cuando el perro corre tras el cohete, como si fuera un juego.

El dueño del material ha externado su deseo de no difundirlo, por motivos de seguridad, pero aclaró que ya fue entregado a las autoridades correspondientes a fin de que se deslinden responsabilidades.

Asimismo, se dio a conocer que desde el 24 de diciembre los vecinos se percataron de que el animal corría tras la pirotecnia por lo que incluso en esa fecha optaron por regresar a sus casas para no lastimar al animal.

No obstante, algunos animalistas refirieron que, aunque el asesinato del perro no haya sido de manera intencional, la realidad es que el perro murió a causa de la imprudencia de quien detonó el artefacto que “evidentemente” era pirotecnia prohibida y destacaron que esto reaviva el debate sobre la venta de este tipo de artefactos que ponen en riesgo tanto a las personas como a los animales: “hoy fue un perro, mañana puede ser un hijo», finalizaron.

JSL
JSL