Ausentismo en escuelas de Soledad por las bajas temperaturas
11 diciembre, 2017
Homenajean a Conchita Calvillo, “inspiración para nuevas generaciones”
11 diciembre, 2017

“Si Conchita fuera presidenta de México, otra cosa nos cantara”

Fotos: César Rivera

Angélica Campillo

“Si Conchita fuera presidenta de México, otra cosa nos cantara”, aseveró la actriz y activista social Ofelia Medina, invitada a la mesa de diálogo del reconocimiento a la participación de la mujer en la política, 1917-2017: Concepción Calvillo.

El auditorio de El Colegio de San Luis (Colsan), que estuvo repleto de asistentes, fue el marco del evento al que acudieron diversas personalidades del ámbito intelectual, artístico, político, así como familiares de Concepción Calvillo, entre los que destacan la escritora Elena Poniatowska; el médico, poeta y editor mexicano, Hermann Bellinghausen; la actriz y activista de derechos humanos, Ofelia Medina, entre otros.

Durante su intervención en la mesa de diálogo, la escritora Elena Poniatowska refirió que fue invitada al evento por Cuauhtémoc Cárdenas debido a su adhesión al navismo, que se remonta a 1953, cuando sólo doña Conchita y ella habían nacido. Apuntó que Manuel Nava, hermano mayor de Salvador Nava, era entonces rector de la Universidad de San Luis Potosí y Manuel Calvillo, hermano de doña Conchita, la llevó a entrevistarlo, pero nunca imaginó que algún día llegaría a conocer a Conchita y a su familia de excepción, ni que festejaría sus 100 años, “sus 100 años que alumbran no sólo a sus seis hijos, nietos y bisnietos, sino al estado que responde al nombre de San Luis Potosí y al estado de gracia en el que nosotros queremos entrar ahora mismo al verla y pedirle que no nos desampare y que de nuestra vista no se aleje jamás”.

Asimismo, manifestó que si San Luis Potosí se distingue entre los 32 estados, si es sinónimo de resistencia pacífica, si es defensor de derechos humanos y da su lugar a las mujeres, es por el navismo; si se quisiera regalar al mundo una definición de decencia surgiría de golpe el nombre de una pareja: Concha Calvillo y Salvador Nava; y si la democracia hubiera existido en México en los años 50 y 60 hubiera sido gracias a ellos; si en 1961, al doctor don Salvador Nava lo encierran en la cárcel preventiva conocida como el Palacio Negro de Lecumberri en la Ciudad de México, al lado de Siqueiros, fue por el navismo; si la golpiza en febrero de 1963 estuvo en el origen del cáncer del doctor Nava, en el llamado Charco Verde, edificio de la policía municipal de San Luis cuando era gobernador Manuel López Dávila, fue por el navismo.

Poniatowska mencionó que si Cuauhtémoc Cárdenas siempre lo apoyó y Salvador fue candidato del PRD del que ahora nadie puede ser candidato, si como dirigente y como médico convivió con su gente en Tambaca, en Coxcatlán, en Huehuetlán, en Tancanhuitz, y recorrió todos los caminos del estado tomado de la mano de Conchita, también fue por el navismo; si Salvador Nava protestó contra el fraude de las elecciones que él ganó en 1991 contra el candidato impuesto por el PRI, que en México es un suceso común y corriente, fue por el navismo; si en 1991 inició la Marcha por la Dignidad, que salió de San Luis Potosí a la capital del país, enfermo de cáncer, su mujer siempre a su lado, fue por el navismo.

Recordó que si los zapatistas sintieron confianza en el diálogo de San Andrés en 1994 fue en gran parte por doña Conchita; y si marchó en oposición a la Minera San Xavier en Cerro de San Pedro, también recibió en junio de 2011 a la Marcha por la Paz con Dignidad y Justicia que encabeza Xavier Sicilia a raíz del asesinato de su hijo. Indicó que si Xavier Nava, diputado en la tercera legislatura federal, hijo de Patricia y Luis Alfonso Nava, donó 75 por ciento de su salario a alumnos sin posibilidades económicas, es por el navismo.

Por su parte, Ofelia Medina refirió que Concepción Calvillo sabe lo que es luchar por el bien común, y “si Conchita fuera presidenta de este país, otra cosa nos cantara”. Externó que en 1962 fundó en San Luis Potosí el Fomento de Bienestar Social, conformado por mujeres, e incluso iba a ser gobernadora pero no lo fue debido al patriarcado y al priísmo que no la dejaron. Externó que cuando llegó a Chiapas no le fue ajeno el “para todos, todo”, y en la actualidad su lucha sigue dando frutos porque en las comunidades zapatistas hay educación y salud gracias a su trabajo, “el futuro tiene rostro femenino y tiene rostro colectivo, el futuro no puede estar en manos de un hombre, el futuro es de todos o no es de nadie”.

Para finalizar su intervención, Ofelia Medina le recitó un poema de Rosario Castellanos a Conchita Nava, y posteriormente se acercó a saludarla y le dio un beso en la mejilla, ante los aplausos de los asistentes al evento.

Por separado, el médico y poeta Hermann Bellinghausen declaró que todavía falta mucho camino por recorrer respecto a la participación de la mujer en la política, ya que sigue siendo un sistema absolutamente patriarcal, y en la actualidad se está viviendo un momento de hostilidad contra las mujeres casi sistemática en todos los ámbitos, por lo que la situación es muy difícil, sin embargo, en los últimos años ha habido un cambio que es producto de su propio esfuerzo, como el caso de las madres de las desaparecidas, que por años han estado solas luchando y no se rinden.

Dijo que personalidades como doña Concepción Calvillo son pioneras en no dejarse, lo que permite que haya una presencia más elocuente en algunos sectores, “estamos viendo que todos los candidatos siempre son hombres, pero no deja de ser importante la existencia de una candidatura, con el valor simbólico la de María de Jesús Patricio, que en parte viene de las mismas luchas donde estuvo doña Conchita, como en los diálogos de San Andrés en Chiapas”.

Subrayó que el mensaje para las mujeres es que tienen que estar más presentes en la política, ya que consideró que tal vez gobernarían mejor que los hombres, por lo que incluso sería una forma de relevo de género en el poder, “o por lo menos tiene que ser una igualdad total, cosa que el sistema no está dispuesto a dar, y se puede ver, porque la mujer que piensa y actúa siempre es vista con mucha incomodidad”.

En relación al registro de Marichuy como candidata independiente a la presidencia de la República, comentó que es muy difícil que lo alcance ya que las reglas impuestas son muy complicadas, no obstante ya es un logro el hecho de que esté visible y que la entrevisten las televisoras nacionales e internacionales, y es haber aprovechado el sistema electoral al menos en su escala inicial para que se haga oír un mensaje importante, “me gustaría por supuesto que estuviera en las boletas, pero ya lo veremos, es un reto muy grande, pero creo que la batalla se está dando y hasta donde se llegue será ganancia”.

Cabe destacar que durante el evento se presentó el tenor Fernando del Castillo, conocido como El Chino González, y entre una de sus interpretaciones preguntó al público por Horacio Sánchez Unzueta, esposo de Conchalupe, la única hija de Concepción y Salvador Nava, a lo que ella respondió que no se encontraba entre los presentes ya que estaba trabajando. Además, el músico y compositor recordó que en las elecciones de 1993, Sánchez Unzueta compitió con Conchita Calvillo por la gubernatura del estado de San Luis Potosí, sin embargo, resultó ganador el priísta, situación que si bien en años pasados podría haber causado incomodidad, el día de hoy ocasionó las risas de los asistentes.

JSL
JSL