“Mi ciclo se está concluyendo en Morena”: Monreal
11 septiembre, 2017
En México se detiene por ‘apariencia’: Amnistía Internacional
11 septiembre, 2017

Trabajadora del Museo del Virreinato denuncia acoso laboral de la directora

cultural

Museo del Virreinato

Angélica Campillo

Ana Dora Cabrera Vázquez, encargada del área de Difusión en el Museo del Virreinato, denunció acoso laboral por parte de la directora general, Claudia Canales Zambrano.

La afectada, quien tiene más de dos años trabajando en el Museo del Virreinato, relató que los problemas comenzaron en noviembre de 2015 cuando fue nombrada como directora general Claudia Canales Zambrano, quien es licenciada en Diseño Gráfico, pero sin ejercicio de su profesión y sin experiencia laboral.

Manifestó que durante 2016 y 2017, a pesar de la mala dirección y sin el apoyo, planificó, desarrolló y difundió una serie de actividades significativas en pro de la cultura, entre las que destacan el Taller de piñatas con causa; Noches de la Inquisición; Sabores y Saberes del Virreinato; conferencia de Ricardo Herrera sobre el rompope, entre otras.

Apuntó que, desafortunadamente, la directora comenzó a realizar una serie de irregularidades, y siendo su obligación como servidora pública, le aconsejó la manera correcta de hacer algunas gestiones, además le solicitó las prestaciones de ley, sin embargo, a raíz de ello comenzaron una serie de acciones negativas hacia su persona, “la misma directora me empezó a tratar de manera hostil, y gradualmente aumentó la violencia verbal y sicológica. Esto generó un ambiente mayor y algunos de mis propios compañeros se unieron a la situación de maltrato”.

Recordó que en mayo del presente año le extrajeron un tumor superficial de la cabeza, por lo que solicitó apoyo de la dirección, ya que no cuenta con Seguro Social, el cual le fue negado, justificando que el museo no tiene presupuesto para cubrir algo así.

No obstante, refirió que el 30 de mayo, la directora la amenazó con no renovar su contrato, y la administradora, Juana María Acosta Domínguez, intervino e intentó persuadirla para que no la dejara sin trabajo. Agregó que el 29 de julio la directora obligó y condicionó a dos jóvenes prestadoras de servicio social a firmar una carta en su contra, o de lo contrario no les firmaría su liberación de servicio.

Aseveró que ante dicha situación, interpuso una demanda laboral y una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), y además solicitó apoyo sicológico en el Instituto de las Mujeres.

La afectada comentó que la situación irregular continúa y hasta el momento ninguna autoridad ha hecho algo para defender sus derechos, ya que su salud, su integridad y su reputación laboral se han visto afectadas, por lo que se vio en la necesidad de exhibir los hechos a través del su cuenta de Facebook.

Finalmente, consideró que la cultura ha sido menospreciada por las autoridades, ya que nombran en puestos culturales a personas que no tienen la preparación ni el compromiso para desarrollar tan importante labor que es la promoción del patrimonio cultural.

JSL
JSL