BC: presentan segunda edición de programa contra adicciones
25 abril, 2017
Trump, dispuesto a aplazar negociación para el muro
25 abril, 2017

Tratamiento, terapias externas y actitud positiva, vitales para el desarrollo de Omar

“Estoy orgullosa de ser madre de Omar. Es un niño valiente y cada día quiere aprender más cosas”, declaró Luz Elena Orta Sánchez, madre del pequeño Omar Cuellar Orta, de ocho años de edad, quien tiene diagnóstico de autismo, un trastorno del neurodesarrollo en el que hay alteraciones en el aspecto de lenguaje, conductual y de socialización.

Diagnosticado desde los dos años por el área de neurología pediátrica del hospital general de zona uno del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis Potosí, encabezada por la doctora Verónica Campos Guevara, Omar ha recibido los tratamientos farmacológicos adecuados, los cuales han sido pieza importante en su desarrollo, aunado a terapias extrainstitucionales y al apoyo incondicional de sus padres y su hermano.

“Fue un choque al enterarme que Omar padecía autismo. A veces no es muy alentador lo que te platican y te cuestionas qué vida le espera a tu hijo. Se vive un duelo y se supera poco a poco la pérdida de los sueños que se tienen para tu hijo, en ese momento nos enojamos, lloramos, peleamos con la vida”, agregó Luz Elena.

Además de sus padres, el hermano mayor de Omar, Saúl Cuellar, de 11 años, ha sido ejemplo y motivación para el pequeño, ya que diariamente se esfuerza por cuidar y enseñar a su hermano a valerse por sí mismo.

Saúl narró que “me gusta mucho ser el hermano mayor, enseñarle cosas, jugar con él y que se sienta feliz. Me gustaría que Omar pueda aprender más cosas por sí solo, quiero que mi hermano pueda lograr más cosas, cosas más difíciles”.

Después de cumplir dos años, su madre se percató de que actuaba de manera diferente, pero principalmente que no lograba hablar, hasta que finalmente encontró en el IMSS la respuesta a sus dudas, así como el tratamiento y recomendaciones adecuadas para brindar a Omar las mismas oportunidades de desarrollo que cualquier otro niño.

La doctora Verónica Campos destacó que “sus padres han confiado en nosotros como institución y como médicos, y hemos ido de la mano en los tratamientos que se le han brindado a Omar. Ellos por su parte buscan un buen apoyo escolar, terapias extrainstitucionales de lenguaje, conductuales, entre otras, y esto ha dado como resultado que Omar tenga una vida prácticamente normal”.

Gracias a las recomendaciones médicas, el tratamiento farmacológico vigilado por la neuróloga Campos Guevara, las terapias externas, pero principalmente el entusiasmo y la actitud positiva de su madre, Omar ha tenido grandes avances en su aprendizaje y actualmente es un niño que realiza actividades de todo tipo.

“Estoy muy agradecida con el IMSS, nos ha ido muy bien con los tratamientos de Omar gracias a la doctora Verónica Campos. He recibido mucho apoyo en cada área que ha visitado mi hijo en su tratamiento”, añadió Luz Elena.

Asimismo, resaltó: “he aprendido que cada pequeño con autismo presenta cualidades y capacidades diferentes como cualquiera. Omar es un niño que me asombra mucho porque me decían que no era fácil. La terquedad ha sido mi gloria en este caso el luchar por un lugar. Trabajar por conseguir cosas para él, es muy satisfactorio”.

Tanto su madre como la doctora Campos Guevara coinciden en que actualmente Omar tiene un pronóstico favorable para llegar a ser un adulto independiente. Ambas alientan a la sociedad en general y a otros padres de niños autistas a apoyar a estos niños y no cesar en la lucha de su desarrollo y su inclusión al entorno social.

“Un mensaje es que tengan paciencia, pareciera el fin del mundo, algo desconocido, pero trabajando con esfuerzo, dedicación y disciplina, se puede lograr que un niño con autismo lleve una vida lo mas normal posible”, finalizó Orta Sánchez.

JSL
JSL