Beyoncé beca a mujeres “valientes” y “creativas”
26 abril, 2017
Las tradiciones, eje de los diseñadores en Fashion Week México
26 abril, 2017

Aerolíneas dejaron a más de 19 mil sin vuelos por sobreventa

Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Foto Yazmín Ortega Cortés

César Arellano García

De enero a mayo de 2016 más de 19 mil pasajeros en México se quedaron sin abordar sus aviones, la mayoría por sobreventa de vuelos.

De acuerdo con las cifras más recientes de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), Aeroméxico, Viva Aerobus, Volaris y Aeromar negaron abordajes porque se reservaron o vendieron más boletos de los disponibles. Interjet no presentó ese problema.

Asimismo, de las 3 mil 453 quejas o reportes que recibieron las compañías aéreas en dicho lapso –incluido Interjet– por pérdida, daño, robo o retraso de equipaje, 76.3 por ciento fue contra las aerolíneas de bajo costo Volaris y Viva Aerobus, las cuales, en total, recibieron 2 mil 847 reclamos. Por el contrario, según el documento, Aeroméxico no tuvo ninguna.

A escala mundial, las aerolíneas venden una cantidad de boletos mayor a la capacidad de las aeronaves, con el fin de asegurar la rentabilidad del servicio.

Para la Procuraduría Federal del Consumidor, encontrar un vuelo disponible en el horario, día deseado y, sobre todo, a precio accesible es, para muchos, todo un reto. Al respecto, señala que el boleto es un contrato y recomienda a los pasajeros leerlo con atención. En caso de que no puedan abordar un aparato por sobreventa o cancelación del vuelo (razón imputable a la aerolínea), los usuarios tienen varias opciones.

Entre ellas, que la empresa aérea los transporte en el primer vuelo disponible, amén de proporcionarles los servicios de comunicación telefónica al destino final, alimentos durante el tiempo de espera y, de ser necesario, hospedaje. Todo, sin cargo extra.

Transportar al destino pactado en fecha posterior convenida entre el cliente y la firma aérea, más 25 por ciento de indemnización, y en caso de que el avión tenga que aterrizar en el lugar no planeado, el pasajero tiene derecho a que la empresa lo traslade a su destino.

Además, todas las líneas aéreas tienen la obligación de contar con un seguro que ampare los daños causados a pasajeros y equipaje. Si éste se pierde o daña, se puede solicitar una indemnización de hasta 40 salarios mínimos. Para el equipaje documentado será de hasta 75 salarios mínimos.

La semana pasada la Cámara de Diputados aprobó reformas a las leyes de Aviación y Federal de Protección al Consumidor, con el fin de proteger los derechos de los usuarios para evitar y sancionar la impuntualidad de las aerolíneas, impedir la sobreventa de boletos e indemnizar a los pasajeros por retrasos de los vuelos superiores a cuatro horas.