Legisladores deberían tener servicios médicos como el IMSS : Torres Juárez
15 mayo, 2017
Tránsito varado en la México-Puebla
15 mayo, 2017

Para aprender cine con los grandes en FilminLatino

'El acorazado Potemkin', de Sergei Eisenstein (Rusia, 1925)

Este 15 de mayo que se celebra el Día del Maestro, nada mejor que acercarse al cine a través de la obra de grandes realizadores que han contribuido a fortalecer el discurso fílmico a través del tiempo, con películas emblemáticas que han formado a las nuevas generaciones.

El cine de hoy no se puede explicar sin la presencia de figuras como Eisenstein, Kurosawa, Buñuel, Hitchcock, Griffith, entre muchos otros creadores que desde diferentes épocas y circunstancias, hicieron de la creación cinematográfica una posibilidad para decodificar el mundo al crear películas ejemplares.

Por ello, FilminLatino, plataforma de cine del mundo sólo para México, invita a conocer su colección de Grandes maestros, donde se pueden revisitar y analizar algunas joyas de la cinematografía mundial.

El acorazado Potemkin, de Sergei Eisenstein (Rusia, 1925)

Basada en hechos reales ocurridos en 1905, narra como la tripulación del acorazado Príncipe Potemkin de Táurida se cansan del tratamiento injusto de los oficiales. El detonante de la situación es la carne podrida que éstos quieren que los marineros se coman. Con este motín comienza el reguero revolucionario por Odesa y toda Rusia.

El hombre que sabía demasiado, de Alfred Hitchcock (Reino Unido, 1934)

Bob Laurence, su esposa Jill y su hija Betty, entablan amistad con un francés, Louis Bernard, durante sus vacaciones en «Saint Moritz». El asunto se complica cuando Bernard es asesinado, y justo antes de morir le dice a Bob que entregue a las autoridades unos documentos que tiene escondidos en su habitación. Bob descubre que Bernard era en realidad, un agente del servicio secreto británico, que investigaba una misteriosa organización. Lo que Bob no sabe es que si sigue las instrucciones de Bernard, su vida y la de su familia corre un serio peligro.

Los siete samuráis, de Akira Kurosawa (Japón, 1954)

Una aldea de campesinos indefensos es repetidamente atacada y saqueada por una banda de forajidos. Aconsejados por el anciano del lugar, unos aldeanos acuden a la ciudad con el objetivo de contratar a un grupo de samuráis para protegerlos. A pesar de que el único salario es comida y techo, varios samuráis se van incorporando uno a uno al singular grupo que finalmente se dirige a la aldea.

Viridiana, de Luis Buñuel (México, 1961)

La novicia Viridiana, a punto de tomar los hábitos, debe abandonar el convento para visitar a su tío don Jaime, quien le ha pagado los estudios. Durante su visita, don Jaime intenta retenerla. Al no lograrlo, el hombre se suicida, provocando que Viridiana renuncie a ser monja y se quede en la mansión a practicar la caridad cristiana. La llegada de Jorge, hijo natural de don Jaime, cambiará definitivamente el destino de la joven.

El nacimiento de una nación, parte I, de David W. Griffith (Estados Unidos, 1915)

El nacimiento de una nación es, debido a su técnica, una de las películas más famosas de la época del cine mudo y también una de las más polémicas por promover la supremacía de la raza blanca y describir el supuesto heroísmo de los miembros del Ku Klux Klan. El film retrata las venturas y desventuras de dos familias amigas y que representan el norte y el sur de los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión.