Manchester City golea y extiende ventaja en Liga Premier
21 octubre, 2017
Miles protestan en Barcelona contra medidas de Rajoy
21 octubre, 2017

Arranca Semana de Cine de Valladolid con ‘La librería’

Se entregan también las Espigas de Honor al director mexicano Arturo Ripstein y la actriz española Marisa Paredes, en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci). Foto tomada de la cuenta de Twitter @SEMINCI

Dpa

Valladolid. La cineasta catalana Isabel Coixet inauguró hoy la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) con su último trabajo, La librería, en el que una mujer se enfrenta a la sociedad que la rodea para perseguir su sueño.

La librería es un sueño para cualquier director”, aseguró hoy Coixet, autora de películas como Mi vida sin mí o Nadie quiere la noche,y encargada también del guión de su nueva obra.

Basada en la novela homónima de Penélope Fitzgerald, la cinta se ambienta en la Inglaterra de los años 50. La viuda Florence Green (Emily Mortimer) decide abrir una librería en un pequeño pueblo pero se encuentra con la resistencia de la cacique local, interpretada por Patricia Clarkson, y con la inesperada ayuda de un hombre que vive aislado de la comunidad, encarnado por Bill Nighy.

“Florence es la mujer que soy, la mujer que quiere hacer algo y no mide las consecuencias de como este acto puede amargarle la vida”, explicó Coixet en rueda de prensa.

Es inevitable pensar en el paralelismo con la situación de la directora por su postura crítica con el independentismo catalán, que le ha valido insultos que ha denunciado en público. “Yo he venido a hablar de mi libro, de mi librería”, bromeó Coixet, aunque se nota que el tema le afecta profundamente.

“Vivimos unos tiempos muy extraños para los que no tenemos mapa, ni brújula. Si la gente quiere ver la película como una alegoría de los tiempos…”.

La protagonista de su película, Florence Green, ha vivido siempre en una burbuja y “cuando sale de ella se da cuenta de que el infierno son los otros”, apuntó la directora. “Pero al menos ha vivido, es importante salir de la burbuja, es importante vivir con todas las consecuencias que eso tiene cuando de repente las fuerzas vivas de un lugar deciden que no hay sitio para ti”.

Coixet (Barcelona, 1957) presentó la película junto al británico Nighy (Love actualy), que interpreta a un personaje complejo y que protagoniza una de las escenas más intensas de la película junto a Clarkson.

“Suena a cumplido, pero adoro trabajar con Isabel, soy un admirador de su trabajo. Me dio libertad enorme y me hizo sentir libre y seguro, no es siempre el caso”, afirmó Nighy. “Fue un privilegio encarnar a este personaje. No me pagaron mucho pero recibí tres botellas del aceite de oliva de la cosecha y una camiseta del Barça con mi nombre, me encantó”, contó sonriente.

Coixet piensa que en la vida “hay que decir lo que uno piensa aunque las consecuencias no sean bonitas”, como en su caso con la situación en Cataluña. Pero como directora asegura que cada vez se calla más.

“Lo que he aprendido no es a dirigir, sino a no dirigir”, sobre todo cuando se cuenta con actores de la talla de los de La librería.

Coproducida entre España e Inglaterra, La librería llegará a los cines españoles el 3 de noviembre y hoy ya arrancó un buen puñado de aplausos en Valladolid, en el que este año la mitad de las películas de sección oficial están dirigidas por mujeres.

“Creo que la Seminci es el primer festival del mundo que no sólo habla de presencia femenina sino que lo pone en práctica. Seré feliz cuando nadie me pregunte por esto porque significará que las cosas son normales”, señaló al respecto Coixet.

En esta jornada inaugural se entregan también las Espigas de Honor a dos grandes del cine: el director mexicano Arturo Ripstein (La perdición de los hombres) y la actriz española Marisa Paredes (La flor de mi secreto). Ambos trabajaron juntos en El coronel no tiene quien le escriba y Profundo carmesí y hoy comparten galardón en Valladolid.

Echando la vista atrás, Ripstein explicaba en entrevista con Dpa que nunca quiso “hacer otra cosa más que cine” y que sus inicios en el mundo del celuloide fueron “la realización de un sueño”.