Emiten orden de aprehensión contra Evo Morales
10 noviembre, 2019
Fallece actor de ‘Marlboro’, Robert Norris, a los 90 años
10 noviembre, 2019

En la cuarta semana de protestas en Chile llaman a huelga general

Desde diversos sectores políticos, consideran insuficiente hacer una nueva Constitución, y ya están pensando en otras medidas. Foto Afp

Aldo Anfossi/ Especial para La Jornada 

Santiago. La cuarta semana de crisis política y social en Chile comenzará este lunes con nuevos llamados a mantener la movilización social y con la proyección de una huelga general, programada para el martes 12, esta vez abarcando importantes sectores del ámbito privado como los puertos y la minería.

Desde la organización denominada Mesa de Unidad Social, surgida al calor de la protestas de las últimas tres semanas, se afirmó que representantes de sindicatos de los sectores portuario, minería, construcción, industria, comercio, servicios financieros, educación, salud, agricultura, agroindustria y públicos, entre otros, se decidió convocar a una huelga general para el martes 12 de noviembre.

“Se va a llamar a las organizaciones sindicales a paralizar el país, para exigir el petitorio que está construido, y que tiene como demandas principales una nueva constitución y una asamblea constituyente”, dijo el dirigente Mario Villanueva, de la organización “No más AFP”, que rechaza sistema privado de pensiones.

Desde diversos sectores políticos, incluido el propio oficialismo, fueron consideradas insuficientes y tardías las afirmaciones del presidente Sebastián Piñera en torno a que su gobierno prepara un proyecto de reformas constitucionales, pero con ninguna mención a un proceso constituyente seguido por un plebiscito ratificador.

“Me sigue pareciendo insuficiente, ya que la nueva Constitución no se puede construir entre cuatro paredes, hoy no tenemos el piso para eso, además el contexto de sus dichos apuntan mucho más a desconocer la razón de fondo de esta catástrofe social. O a no entenderla. Si el Ejecutivo no logra descifrar y aceptar esa variable, siempre va a condicionar el mecanismo para definir la nueva relación entre el Estado y los ciudadanos”, señaló el senador Manuel José Ossandón (RN, oficialista) en entrevista con La Tercera.

A juicio del senador, el Gobierno llegó tarde a proponer cambios en la Carta Fundamental, pero “sin la convicción que es el único camino para poder avanzar en un nuevo modelo social”.

El senador, quien desde el inicio de la crisis ha cuestionado la forma como el gobierno la enfrentó, agregó que “hay varios en La Moneda (la sede del gobierno), que siguen jugando al desgaste y a los buenos contra los malos. Si hasta los alcaldes tuvieron que organizarse solos para intentar controlar y dirigir las demandas sociales. Eso habla de un gobierno confundido, errático y bastante débil en establecer las diferencias entre seguridad pública y paz social”, sentenció.

“Lo que más me preocupa es que no se han dado cuenta de la gravedad de esta crisis. Aquí no está en juego el futuro del gobierno, aquí nos estamos jugando la democracia”, añadió.

JSL
JSL