Rescatan a 6 supervivientes más de hotel sepultado en Italia
20 enero, 2017
Diego Luna padrino de la obra “El hombre de la mancha”
20 enero, 2017

“Hoy será un día difícil”: Bernie Sanders

Bernie Sanders, ex aspirante a la candidatura demócrata, exhortó a la sociedad estadunidense a defenderse y no quedarse de brazos cruzados. Foto Afp / Archivo

Dpa

Washington. El senador Bernie Sanders, que fue aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos, envió un mensaje para infundir valor a los estadunidenses antes de la toma de posesión de Donald Trump hoy como presidente número 45 de Estados Unidos.

“Hoy será un día difícil para millones de estadunidenses, también para mí”, dijo el senador del estado de Vermont en un mensaje de video difundido en la red social Twitter. Pero llevarse las manos a la cabeza es la respuesta equivocada, añadió. “Debemos defendernos”, dijo el político de 75 años, que perdió la candidatura del Partido Demócrata ante Hillary Clinton.

Netanyahu expresa respaldo a Trump

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se mostró hoy optimista con motivo de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que jura este viernes su cargo como presidente número 45 de Estados Unidos.

“Felicidades a mi amigo el presidente Trump”, escribió Netanyahu en su cuenta de la red social Twitter poco antes de la ceremonia de investidura del político republicano.

“Me alegro de cooperar estrechamente con usted para hacer más fuerte que nunca la alianza entre Israel y Estados Unidos”, señaló.

Netanyahu tuvo una difícil relación con el presidente saliente Barack Obama y ahora espera una nueva política estadunidense más favorable a Israel.

Entre otras cosas, Trump ha anunciado el traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, una medida muy controvertida por ser la capital que tanto israelíes como palestinos reclaman para su Estado.

La abstención estadounidense que permitió la reciente aprobación en el Consejo de Seguridad de la ONU de una resolución que exige a Israel el cese de la construcción de asentamientos en territorios palestinos ocupados fue una de las últimas decisiones de Obama que indignó a Netanyahu.