Ministerial comienza investigación por incendio a gasolinera en Ciudad del Maíz
23 octubre, 2016
Baja de precios del petróleo se acerca a su fin: Ministro saudita
23 octubre, 2016

IP pide revisar cambios a Ley de Ingresos

Los cambios de último momento en la Ley de Ingresos son razonables, “pero hay que tener mucho cuidado” porque los efectos se dan en “múltiples dimensiones”, afirmó el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón. Foto Guillermo Sologuren

Julio Reyna Quiroz

Ciudad de México. El sector privado llamó al Senado de la República a analizar con profundidad los cambios de “último momento” hechos por los diputados a la Ley de Ingresos y Miscelánea Fiscal de 2017, sobre todo a las estimaciones en el tipo de cambio y la producción petrolera.

“Hay que asegurar que tengan el adecuado sustento técnico y que cumplan con la prioridad de que hay prudencia ante los tiempos económicos complejos que vivimos”, manifestó Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Dijo que los argumentos que sustentaron los cambios de último momento son razonables, “pero hay que tener mucho cuidado” porque los efectos se dan en “múltiples dimensiones”. Explicó que un dólar más caro es posible, pero el aumento de ingresos que esto pueda generar por exportaciones de petróleo puede revertirse por el incremento en costos de las importaciones que hace el sector público, incluyendo las gasolinas.

En un mensaje, Castañón hizo un balance del dictamen aprobado por la Cámara de Diputados de la Ley de Ingresos y la Miscelánea Fiscal para 2017, y el cual incorpora las observaciones y propuestas más importantes que los empresarios hicieron con base en la propuesta del Ejecutivo Federal.

Entre los asuntos que los diputados no tomaron en cuenta, dijo, están la deducción al ciento por ciento de las prestaciones laborales, que sólo pueden ser deducibles entre 47 y 53 por ciento.

“Queda pendiente este cambio porque, como está, afecta por igual a los empleadores y a los trabajadores y distorsiona los resultados fiscales con los cuales las empresas pagan los impuestos al fisco, dado que no pueden deducir todas las prestaciones en su totalidad, por lo menos las de la ley, y la ley obliga a dar prestaciones”, apuntó Castañón. El resultado fiscal siempre está sobre estimado y por tanto los impuestos correspondientes son mayores a los que realmente tendrían que pagar las empresas, agregó.

La Ley aprobada quedó a deber la deducción al ciento por ciento de gastos pre-operativos y de exploración en el sector minero, el acreditamiento de al menos el 10 por ciento de los dividendos contra el impuesto sobre la renta del ejercicio, y la actualización de las tarifas de ISR de personas físicas, abundó el dirigente del CCE.

También instó a las autoridades federales a diseñar un calendario de liberalización de los costos de las gasolinas y el diesel, luego de aprobarse en la Cámara de Diputados la opción de adelantar estos precios al consumidor final.

“Importantísimo que se fije un calendario de liberalización durante 2017 para dar certeza jurídica a las posibles inversiones necesarias en periodos pre-operativos para la entrada de otras marcas y moléculas en este país”, consideró Castañón.

Afirmó que fue acertado que en la Ley de Ingresos aprobada por los diputados, y que debe ser ratificada por los senadores, se haya flexibilizado el mercado de combustibles, pues se estableció que la Comisión Reguladora de Energía, durante 2017 y 2018, pueda adelantar el momento para liberalizar los precios de las gasolinas y el diésel, con base en la evolución de las condiciones del mercado y el desarrollo de la infraestructura de suministro en el país.

Explicó que la secretaría de Hacienda y Crédito Público publicará la metodología que empleará para garantizar la transparencia en la determinación de los precios máximos al público.