Banqueros y abogados, en la mira de la UE por evasión fiscal
21 junio, 2017
México debe jugar con humildad y sin excesos de confianza: ‘Capi’ Ramírez Perales
21 junio, 2017

La diversidad sexual a través del cine de FilminLatino

Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón (México, 2015)

De la redacción

Ciudad de México. En los últimos años la capital del país se ha convertido en un ejemplo de respeto e inclusión para las comunidad Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI), al grado de considerarse una ciudad gay friendly. El próximo sábado 24 de junio se realizará la Marcha del Orgullo Gay como una manifestación en apoyo a la diversidad sexual.

Para acompañar esta celebración, FilminLatino, plataforma de cine del mundo, sólo para México, promueve una serie de películas que forman parte de su colección LGBTTTI, y que permiten un acercamiento al mundo gay, desde diferentes miradas, propuestas estéticas y temáticas.

El cine como factor de cambio en la toma de conciencia puede ayudar a sensibilizar sobre otras realidades y construir un puente de comprensión entre las sociedades, haciendo del respeto a la diferencia del otro un punto de partida para la convivencia natural.

Son películas que hablan del amor, la pérdida, el deseo, la elasticidad sexual o los sueños rotos, pero que permiten plasmar algunos de los aspectos en los que se desarrolla y transita la comunidad gay de hoy, desde la perspectiva del drama, la farsa, la tragedia o la comedia.

Te prometo anarquía, de Julio Hernández Cordón (México, 2015)

Miguel y Johnny son amigos y amantes, se conocen desde la infancia y pasan el tiempo patinando con sus amigos en las calles de la Ciudad de México. Venden su propia sangre y consiguen donadores para el mercado negro.

Macho, de Antonio Serrano (México, 2016)

Evaristo Jiménez es un diseñador de moda con fama mundial y lleva toda la vida fingiendo ser gay. Se encuentra en la cúspide de su carrera cuando comienzan los rumores de lo que realmente es: un macho seductor heterosexual. La situación se sale de control cuando sufre un bloqueo creativo el cual debe superar, mientras se ve orillado a defender su masculinidad y a la vez mantener la imagen del gay más icónico de México.

Dólares de arena, de Israel Cárdenas y Laura Amelia Guzmán (México, República Dominicana, 2014)

Noelí, una joven dominicana, va todas las tardes con su novio a las playas de las Terrenas tratando de ganar algunos dólares a costa de los turistas. Entre sus clientes está Anne, una francesa de edad madura que ha encontrado en la isla el refugio ideal para pasar sus últimos años. Aunque la relación de Noelí con Anne se basa en la conveniencia, sus sentimientos empiezan a cambiar cuando se acerca el momento de partir.

Carmín tropical, de Rigoberto Perezcano (México, 2014)

Es la historia de un regreso, el de Mabel a su pueblo de origen para hallar al asesino de su amiga Daniela. Un viaje por la nostalgia, el amor y la traición en un lugar donde el travestismo cobró en su día.

La mala educación, de Pedro Almodóvar (España, de 2004)

Dos niños, Ignacio y Enrique, conocen el amor, el cine y el miedo en un colegio religioso a principios de los años 60. El Padre Manolo, director del colegio y su profesor de literatura, es testigo y parte de estos descubrimientos. Los tres personajes vuelven a encontrarse dos veces más, a finales de los años 70 y en el 80. El reencuentro marcará la vida y la muerte de alguno de ellos.

Fresa y chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea (Cuba, 1993)

David es un comunista convencido que estudia sociología en la Universidad de La Habana. Diego es un artista homosexual acosado por la homofobia del régimen castrista. A pesar de las abismales diferencias que los separan, entre ellos surge una profunda amistad.