Trudeau realiza visita oficial a México el 12 y 13 de octubre
3 octubre, 2017
Rusia amaga a EU con represalias
3 octubre, 2017

México, expuesto a un ‘contexto tectónico complicado’: Xyoli Pérez

Al menos 95 familias damnificadas viven en las carpas instaladas en las canchas de basquetbol del multifamiliar Tlalpan. Foto Roberto García Ortiz

Alejandro Cruz Flores

De 1900 a la fecha han ocurrido en México 302 sismos de magnitud arriba de seis, de los cuales cuatro fueron de magnitud 8, otros 80 superiores a 7 y 218 más entre 6 y 7, señaló la directora del Servicio Sismológico Nacional (SSN), Xyoli Pérez Campos.

Tenemos mucha actividad física en nuestro país con magnitudes considerables. En el mundo en ese mismo periodo se han tenido 93 sismos de magnitudes 8, expresó la especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México al participar en el acto de integración del Comité Científico para la Reconstrucción y Futuro de la Ciudad de México.

Señaló que la Ciudad de México y el país en general se encuentran expuestos a un contexto tectónico bastante complicado, con las placas de Cocos y de Norteamérica, que afectan el centro de México, en el que la primera se está metiendo debajo de la segunda.

Este movimiento lo hace de manera continua, pero no es fácil; hay fricción entre ellas, se bloquean y eso genera esfuerzos que, una vez que se liberan, provocan los grandes sismos en las zonas de subducción, en las costas del océano Pacífico, como el ocurrido el 19 de septiembre de 1985, del cual el SSN pudo observar 90 réplicas, la de mayor magnitud, de 7.5, registrada al anochecer del día siguiente.

Pérez Campos señaló que el temblor de hace dos semanas, que derrumbó 38 inmuebles en la Ciudad de México, fue 32 veces más pequeño, en términos de tamaño y energía liberada, que el de hace 32 años.

No es un sismo atípico, es poco frecuente, pero no atípico, señaló la directora del SSN, quien agregó que uno similar se sintió el 15 de junio de 1999, con la diferencia de que este se generó 100 kilómetros más lejos que el ocurrido hace dos semanas, cuyo epicentro fue la frontera de Morelos y Puebla, a 120 kilómetros de la capital mexicana.

La especialista explicó que el sismo de magnitud 7.1 ocurrió dentro de la placa tectónica de Cocos, a 57 kilómetros de profundidad, del cual el SSN pudo visualizar 39 réplicas, de las que sólo en 13 se pudo calcular su magnitud, y la mayor fue de 4.

De esta forma, subrayó, la capital del país no sólo está expuesta a movimientos telúricos provenientes de la brecha de Guerrero, sino también a los llamados corticales, generados en la placa de Norteamérica, y de intraplaca, como el ocurrido el 19 de septiembre de este año.