Fovissste captó 6 mil 845 mdp en ‘campanazo’ en BMV
15 agosto, 2017
Trump desdeña a empresarios “fanfarrones”
15 agosto, 2017

Mover la resistencia social, si no se puede con el “pinchi muro”: Bacon

El libro ‘In the Fields of the North | En los campos del norte’, de la autoría de David Bacon y editado por El Colegio de la Frontera Norte, contiene 302 fotografías y 10 testimonios de migrantes y trabajadores del campo. Foto Cortesía El Colef

Antonio Heras, corresponsal

Mexicali, BC. “Si no podemos mover el pinchi muro, al menos hay que hacerlo que sirva a las necesidades de la gente, y mover las realidades de resistencia social”, señaló el fotógrafo David Bacon. Autor del libro In the Fields of the North | En los campos del norte, editado por El Colegio de la Frontera Norte (Colef), en coordinación con la Universidad de California, sostuvo que para un fotógrafo que documenta la pobreza y la migración es imposible permanecer neutral.

La obra, que contiene 302 fotografías y 10 testimonios de migrantes y trabajadores y trabajadoras del campo, muestra a personas que laboran encorvadas durante horas cosechando los alimentos que después se servirán en la mesa de miles de personas.

“No merecen ser tratados como criminales. ¿Qué van a hacer cuando los deportes?, advirtió Bacon durante la presentación del texto, realizada en las instalaciones de El Colef en San Antonio del Mar, Tijuana.

El autor recordó que el presidente estadunidense Donald Trump dijo “que va a deportar a 2 millones de inmigrantes, casi todos mexicanos y centroamericanos, y hasta ahora ha deportado a más de 60 mil y la cifra continúa incrementándose”.

Según cifras del gobierno estadunidense, apuntó, el 57 por ciento de los trabajadores agrícolas en ese país carece de documentos migratorios.

Comentó que la migración crea comunidades que hoy plantean preguntas desafiantes en un mundo globalizado, y al mismo tiempo explicó que el objetivo y la función de su proyecto y, la exposición de las fotografías, es romper el molde sobre la visión de la realidad de los inmigrantes.

Afirmó también que no pretende ser un observador imparcial, toda vez que comparte la lucha de los jornaleros por sus derechos y por una vida digna. En ese sentido expuso que si su “trabajo contribuye a fortalecer eso, entonces habrá servido para una buena causa”.