Se pronuncian en Morena contra la despenalización del aborto en Colima
10 octubre, 2019
Aseguran que magistrado suspendido de la SCJN es Jorge Arturo Camero
10 octubre, 2019

PGJ ofrece disculpa pública a inculpada en secuestro de Fernando Martí

Lorena González Hernández estuvo encarcelada siete años, injustamente acusada de ser parte del secuestro de Fernando Martí. Foto Marco Peláez

Laura Gómez Flores 

Ciudad de México. Lorena González Hernández , acusada por el secuestro de Fernando Marti, en 2008 aceptó la disculpa pública de la Procuraduría General de Justicia y la del Tribunal Superior de Justicia , al mantenerla en prisión de manera injusta por casi 7 años. “La acepto pero no olvido”, por que acabaron con mi proyecto de vida.

En el Museo de la Ciudad de México, la mujer quien fue reintegrada a su trabajo a la policía federal, pidió se lleve a cabo y se castigue a quienes participaron en la fabricación de delitos en su contra y que le llevaron a permanecer en el Centro Femenil de Santa Martha Acatitla.

Los servidores públicos “no deben ser cómplices de la corrupción y convertirse en verdugos de la libertad. No deben fabricar delincuentes y menos en busca de mejores cargos”.

Sin señalar de manera directa al a ex procurador general de justicia y actual senador del PRD, Miguel Angel Mancera, reconoció “no tenía oportunidad de vencer al aparato, porque nos dijeron era un caso político, pero lo hicimos” .

En la administración capitalina encabezada por Marcelo Ebrad Casaubon, se utilizó a las autoridades ministeriales, utilizaron la figura del arraigo para fabricarme delitos, aleccionaron testigos, hubo testimonios falsos e inexistentes, que me condenaron y estigmatizaron un juicio pleno.

Los delitos por lo que estaba acusada eran secuestro, homicidio, intento de homicidio, delincuencia organizada y robo de vehículos , sin pruebas reacientes, pero que implicarían una cadena perpetua.

El juez 32 penal, Jóse Ubaldo, no valoró las irregularidades en mi detención, que me arrebato tantos años de mi vida, porque el objetivo era ponerse “una medalla plagada de irregularidades, que vileza”.

Ademas se me fabricaron tres delitos más que no eran de mi conocimiento porque “si les fallaban unos tenían otros para acusarme, pero no perdimos la batalla de justicia y verdad, le ganamos a la importunidad “.

Después de 6 años, se interpuso un amparo que instruyo al mismo juez 32 de que no había evidencia probatoria en mi contra, lo cual es “vergonzoso” , por lo que no deben de marcar la desgracia de los inocentes .

Mencionó que hay servidores públicos que participaron en esta violación de sus derechos y deben responsabilizarse, para evitar la fabricación de culpables y que no se convierta esta en una forma para terminar el proyecto de vida de inocentes.

JSL
JSL