Visita Carreras a beneficiarios de ‘Corazón Todito’
4 diciembre, 2019
Necesitamos más personal, expone el titular de la FGESLP
4 diciembre, 2019

Reconocen en la FIL a Miguel León-Portilla y Ascensión Hernández

Imagen del Homenaje de cuerpo presente del maestro Miguel León-Portilla en el Palacio de Bellas Artes, el 3 de octubre pasado. Foto Cristina Rodríguez

Juan Carlos G. Partida y Mónica Mateos-Vega, corresponsal y enviada 

Guadalajara. Los esposos Miguel León-Portilla y Ascensión Hernández fueron reconocidos “por su destacada trayectoria en el mundo de los libros” durante el Homenaje al Bibliófilo José Luis Martínez que cada año se realiza en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

“Este premio me ha llegado mucho al corazón, primero porque Miguel ya no está y segundo porque a pesar de eso, seguimos compartiendo cosas”, dijo Hernández visiblemente emocionada.

El presidente de la FIL, Raúl Padilla López, dijo que este año el reconocimiento se entregaba a dos grandes catedráticos, investigadores, escritores y estudiosos de la lengua náhuatl, a dos verdaderos amantes de los libros.

“Estimada doctora Ascensión Hernández, quiero expresarle mi más profundo reconocimiento. Usted es y ha sido una mujer visionaria, una auténtica amante de la cultura, la historia y civilización, y estudiosa de las costumbres de nuestros antepasados mexicanos. Sus prodigiosos consejos, aportes y su gran cariño, contribuyeron de múltiples formas para que don Miguel nos diera una obra tan prolífica y profunda que ya es un referente indispensable para comprender nuestros orígenes”, dijo Padilla.

La reciente muerte de León-Portilla hace dos meses no ha impedido que su presencia sea notable esta edición de la FIL, pues apenas un par de días atrás fue presentada su obra póstuma, Teatro náhuatl. Prehispánico, colonial y moderno, en una encuadernación de lujo por el Colegio Nacional.

En esa ocasión y ante salón lleno como ocurrió durante el homenaje al bibliófilo, acudieron el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma y el dramaturgo Luis de Tavira, quienes coincidieron que Teatro náhuatl es la gran culminación a la vida como historiador y filósofo de León-Portilla, iniciada con la publicación de su tesis doctoral que se convirtió en el clásico La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes (1956).

“Es una edición póstuma y es también el último libro de este pródigo y admirable autor, un libro culminante y fundamental, culminante porque en la reflexión que lo trama hay una interlocución luminosa con su primer libro Filosofía náhuatl”, dijo Luis de Tavira.

Eduardo Matos dijo que la calidad del libro destaca porque nos ofrece además de los fragmentos de diferentes obras del teatro náhuatl, el significado social festivo que reunía a muchos protagonistas y cómo a lo largo del tiempo se ha ido transformando con nuevos elementos.

“Al principio del libro relata una brevísima comparación con el teatro griego, también creo que muestra cómo hay un límite muy sutil con las ceremonias religiosas que reunían a muchas personas para dar las festividades a su dios”, dijo el arqueólogo.

JSL
JSL