Pide STPS mantener unión frente a llegada de Trump
18 enero, 2017
China pide que Taiwán no vaya a investidura de Trump
18 enero, 2017

Trabajadores desalojan a manifestantes en ayuntamiento en BC

Antonio Heras, corresponsal

Mexicali, BC. Trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento y de la Oficina de Recaudación de Rentas ingresaron a la fuerza a los inmuebles que fueron tomados por manifestantes desde hace una semana al justificar la necesidad que tienen las administraciones estatal y municipal de realizar los servicios públicos y la recaudación de dinero.

Durante la madrugada de este miércoles, las denominadas “Mesas de negociación del Pueblo” tras varias discusiones internas acordaron que los bloqueos en instalaciones del Congreso, Ayuntamiento y Poder Ejecutivo continuarán hasta que la iniciativa abrogación de la Ley del Agua que presentó el gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, sea aprobada por los diputados.

Alrededor de las 8 horas, burócratas municipales y estatales se aposentaron en las explanadas de las oficinas para ingresar a sus lugares de trabajo luego de varios días sin actividad.

En el caso del Palacio Municipal, la situación se tornó violenta cuando alrededor de un centenar de burócratas, encabezados de su líder y diputada local, Victoria Bentley, ingresó a la fuerza a las oficinas del Ayuntamiento desalojando a los protestantes y rompiendo uno de los cristales de la puerta principal.

Bentley criticó la postura de los manifestantes que mantienen cerradas las instalaciones gubernamentales, ya que aseguró “tienen paralizados los servicios públicos. Si no se abre la caja de recaudación (del municipio) como se va a pagar el diésel de los camiones recolectores de basura y de los demás servicios; solamente por un grupo de 200 personas no se han podido retomar las actividades”.

Aunque reconoció que durante los seis días que debido a las manifestaciones ha tenido que laborar desde la ciudad de Tijuana pese a que es diputada por el tercer distrito de Mexicali, Bentley Duarte dijo me encuentro prepararada para “presentarme en el Congreso y avalar la iniciativa del gobernador que abroga la Ley del Agua”.

El grupo de burócratas se hizo acompañar de un notario público que dio fe del cierre de las instalaciones y oficinas, las cuales no presentan daños visibles.

En el caso del edificio de Recaudación de Rentas del estado, la agrupación de motociclistas que iniciaron el plantón acordaron con el subsecretario de Gobierno, Francisco Iribe, que retirarían los candados y cadenas de las puertas y permitirían el acceso a los trabajadores estatales, pero el inmueble fue tomado de nueva cuenta por jóvenes y adultos mayores que pertenecen al movimiento que convocó a las marchas multitudinarias registradas la semana pasada.

Los edificios ubicados en el Centro de Gobierno continúan tomados por los manifestantes y resguardados por la policía municipal y estatal.