40 años de Proceso
9 noviembre, 2016
Negociaciones DIFíciles
9 noviembre, 2016

Cultura, arte y universidad

Carlos López Torres

Alentador, por llamarlo de alguna manera, ha resultado el  nuevo proyecto “Incursionando en la apreciación de las artes”, que el equipo integrado por los maestros de la Facultad de Comercio y Administración de la UASLP, Julio César Adrián López, Gerardo Uribe Vázquez y José Rolando Miranda Martínez, ha concebido y puesto en práctica a partir de la materia Dimensión de Arte y Cultura en la nueva currícula del plan 2015 de la facultad.

Con la presencia de Carlos González López, director de la facultad y ante un aula magna a reventar, con más de 300 asistentes, muchos de ellos de pie, el director de teatro Fernando Betancourt Robles abordó con el título La máscara, la vida y la muerte, el tema relativo al teatro como una de las artes que reflejan no sólo lo cotidiano de la existencia humana con todas sus vicisitudes, sino la propia existencia social del ser humano con sus dramas y sus alegrías.

En lo que constituyó una primera parte de la charla, el dueño de una importante colección de máscaras de todo el país, señaló que las máscaras de diablos y muertes y los seres fantásticos que integran, siempre han estado a la totalidad de las emociones, incluso las más subjetivas y discretas. En el caso de la máscara de calaca funciona en buena medida como una manera de atenuar los temores frente al final de la vida familiarizándonos con su representación, volviéndola tan grata y aceptable como el pan de muerto y las calaveritas de dulce; en las de diablo y seres sexuales y lúdicos pueden funcionar las máscaras como un ente transgresor que acicatea las buenas conciencias y le dice a quien la porta o la observa que se pueden romper las inercias del comportamiento humano, que es bueno relajarse de vez en cuando e ir en contra de los convencionalismos institucionalizados por el poder.

En una segunda parte de su intervención el actor de toda la vida hizo un breve recuento mediante diapositivas de diversos momentos y obras teatrales, que van desde el Segundo Encuentro Nacional de Teatro celebrado en esta capital potosina, hasta algunas representaciones escénicas más formales a lo largo y ancho del país con el Grupo Zopilote.

Ya para culminar su intervención y dar paso a la obligada sesión de preguntas y respuestas, escenificó un monólogo de finales del siglo XIX en México denominado Discurso Patriótico Pico de Oro o juguete cómico representativo como se le ha llamaba a estas representaciones, cuyo autor, Constancio S. Suárez, fue asimismo el creador de los pies de grabado de ese extraordinario grabador hidrocálido José Guadalupe Posadas.

El evento resultó todo un éxito y la actitud de los jóvenes estudiantes bastante reconfortante.