Superdelegados y superelecciones
25 octubre, 2019
Senado devuelve Ley de Ingresos a Cámara de Diputados con 11 cambios
25 octubre, 2019

El subdesarrollo del norte

Renata Terrazas

Por norte esta vez me referiré a lo más al sur del norte, a Nuevo León. A sus prejuicios, a sus frases chocantes, a su desapego de otras regiones del país, a todo lo que parece irrisorio, pero resulta tristísimo.

Lo de Nuevo León es una vergüenza. En este país difícilmente los partidos políticos se unen en algo, y tal parece que sólo lo hacen para demostrar su ignorancia, sus prejuicios y perpetuar un modelo de pensamiento del más anticuado corte posible.

No les hablaré sobre los regios, si son una cosa u otra. No sacaré conclusiones de la gente por las acciones de sus legisladores, locales o federales, tampoco por sus gobernadores ni figuras políticas más conocidas. Recordemos que ese estado tiene de representante tanto a Tatiana Clouthier como a Samuel García. Por lo que de esa combinación es difícil entender qué los llama a votar y qué los convence políticamente.

Lo que sí puedo decirles es que, de 42 diputados locales, donde 15 son de Acción Nacional, 9 del Revolucionario Institucional, 7 de Morena, 6 de Movimiento Ciudadano, 2 del Partido del Trabajo, 1 de Nueva Alianza y una diputada independiente, más de 80% de legisladores aprobaron una aberración legal.

Unidos, el PAN, PRI, Morena, MC y los demás, lograron aprobar la “objeción de conciencia” de médicos para impedirle el derecho a la salud a poblaciones que ellos consideren que no deban atender, que no deban acceder a la salud y que sea preferible que se vulnere su derecho porque así lo dicta su “conciencia”.

Con la negativa de dos diputados de Movimiento Ciudadano, uno de Morena, una del Panal y la independiente, los demás diputados se unieron para vulnerar un derecho humano, el derecho a la salud.

Es notorio que en Nuevo León lo que observamos no es un tema de partidos, ya que todos se unieron en esta votación, sino de rampante ignorancia y subdesarrollo ético y moral de estos legisladores.

No debería extrañarnos después de que por varios años los haya gobernado uno de los personajes menos sofisticados de la política mexicana –por decirlo con algún eufemismo–, que en campaña presidencial abogó por cortarle la mano a los ladrones y mostrara de esta forma su lado menos civilizado.

Nos podrá parecer chiste, podremos usar frases como la adjudicada a Vasconcelos en donde supuestamente dijo que la cultura termina donde comienza la carne asada, para burlarnos de las cada vez más comunes acciones de personajes iletrados con poder. Pero la realidad es que estas acciones derivan en construcciones legales que vulneran derechos y habilitan acciones aún menos sofisticadas, aún más ignorantes y subdesarrolladas que terminan siempre en violencia hacia diferentes sectores de la población.

¿Qué sucede en Nuevo León? La verdad es que yo no lo sé. Lo que puedo decir es que no son acciones aisladas, no son unos cuantos representantes y gobernantes y no es un fenómeno minoritario. Desde hace mucho tiempo observamos que ahí crece el prejuicio, entre mucho fierro e ignorancia. Quizá sea momento de dejar de reírnos y comenzar a dialogar. Hay mucho que aprenderle a los regios y mucho que enseñarles. Pero cada uno por su lado difícilmente abonará hacia la construcción de un país más solidario.

México llega hasta la frontera norte de nuestros estados norteños, lo que pasa en Nuevo León es un asunto de todos, en ese estado viven mexicanos que no se han criado bajo el prejuicio ni la ignorancia; serán ellos quienes más sufran a sus simiescos representantes. Me parece que hoy, más que nunca, Nuevo León necesita del resto país.

@Renaterra_zas