Arriban 7 mil unidades de vacuna china contra el Covid-19
11 noviembre, 2020
AMLO requerirá más Mañanera
12 noviembre, 2020

Insólita coalición política de PAN, PRI, PRD y PCP

María Elena Yrízar Arias

Han cambiado tanto los tiempos políticos, que cuando se formó el Partido Acción Nacional (PAN) el 16 de septiembre de 1939, surgió como una férrea oposición al régimen postrevolucionario del Partido Revolucionario Institucional (PRI). El PAN es un partido laico, de ideología humanista, afín a las ideas de la ideología de derecha. Sus estatutos establecen que su posición ideológica es el conservadurismo.

El 5 de mayo de 1940 se formó el PAN en San Luis Potosí, siendo encabezado por su primer presidente Manuel González Hinojosa, quien lo presidio durante 5 años, de 1940 a 1945, luego Leobardo Mejía Gómez, de 1954 a l958, Eugenio Ortiz Wals, Álvaro Salguero Franco, presidió al PAN de 1964 a 1971. La siguiente presidenta fue María Guadalupe Rodríguez Carrera, Álvaro Elías Loredo, de 1974 a 1981. Luego llegó a ocupar la presidencia estatal J. Carmen García Vázquez, quien asume por segunda ocasión la presidencia ya que lo hizo en 1960 a 1961 como interino.

Dentro de la vida del panismo estatal se destaca que para el 27 de diciembre de l982, Salvador Nava Martínez rinde protesta como presidente municipal de San Luis Potosí, convirtiéndose en el primer alcalde del PAN en la historia de este partido.

Para el 4 de noviembre de l984, María Guadalupe Rodríguez Carrera vuelve a presidir el CDE de ese partido hasta 1987, en lugar de J. Carmen García Vázquez, en la ocasión que Salomón H. Rangel fue el primer candidato a la gubernatura del PAN, en el estado. Haciéndose la observación que J. Carmen García era un férreo defensor de la ideología de su partido.

Los siguientes presidentes fueron Miguel Martínez Mireles, Mario Leal Campos, Francisco Xavier Salazar Sáenz, José Antonio Herrán Cabrera, Arturo Ramos Medellín, Jorge Lozano Armengol, Eugenio Govea Arcos (quien renunció a ese partido), Juan Pablo Escobar Martínez, Héctor Mendizábal Pérez, Marco Antonio Gama Basarte y Xavier Azuara Zúñiga. Todos estos presidentes defendieron a su partido e ideología con valor y dignidad. Pero los tiempos cambian las cosas. En la percepción social sobre los partidos políticos se les considera instituciones sin credibilidad que han perdido su función y hasta su ideología. Esto en términos generales.

La prueba de la crisis que viven los partidos políticos se vio reflejada en el resultado de las votaciones presidenciales de 2018, donde la ciudadanía participativa en las elecciones le dio el voto al actual presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, quien fue candidato de la coalición Juntos Haremos Historia con 24 millones 127 mil 451 votos, equivalentes al 52.92 por ciento de los votos, en relación a los obtenidos por los candidatos de Acción Nacional, Ricardo Anaya, quien obtuvo 10 millones 249 mil 705 votos y en tercer lugar quedó el candidato del PRI, José Antonio Meade, con 7 millones 472 mil 431 votos, y por último Jaime Rodríguez Calderón.

El PRI, en el estado, tampoco está viviendo sus mejores tiempos. Muchos priistas de los llamados de hueso colorado, dejaron de serlo por la decepción que sufren de su partido y han optado por apoyar a otros candidatos. Los casos más sobresalientes son los gobiernos de Soledad de Graciano Sánchez del PRD, el gobierno municipal de Ciudad Valles, con un presidente que fuera candidato independiente y que ganó. Otro caso es Matehuala, donde los priistas apoyaron al candidato del PVEM, Alejandro Segovia, ex diputado local. También es importante destacar que el PRI, después del gobierno de Victoria Labastida y Mario García Valdez, no ha ganado ninguna elección en San Luis Potosí. En cambio el PAN, haciendo a Xavier Nava Palacios su candidato externo, ganó las elecciones de la capital.

Bueno, así las cosas, a los partidos políticos no les ha quedado mejor remedio que darse cuenta que solos no pueden llegar a ningún buen éxito, entonces, han optado por buscar una estrategia que es lógica e inteligente para subsistir en el juego político y a eso se le llama coalición, que se logró mediante el acuerdo de alianza para participar juntos en un bloque en las próximas elecciones, llevando un candidato que sea capaz de ganar. Anteayer por la noche se formalizó la coalición de PAN, PRI, PRD y PCP ante el Ceepac, denominada “Sí por San Luis Potosí”. Después de la presentación del documento suscrito por los representantes de los comités estatales de los partidos, el actual presidente del  PAN Juan Francisco Aguilar Hernández, dijo que “la coalición que se presentó con PRD, PRI y Conciencia Popular, contempla la posibilidad de construir una opción positiva, amplia y plural a favor de las y los potosinos, que abre la puerta a sumar por San Luis Potosí, poniendo primero los intereses de las familias y con la convicción de construir con varios puntos de vista”.

Hay que resaltar que el PAN, a la fecha, tiene registrados cuatro aspirantes a la gubernatura: Marco Gama, Sonia Mendoza, Xavier Nava y Octavio Pedroza, mientras que el PRI aún no los tiene registrados, tampoco el PRD y menos el PCP.

Anteayer mismo se registró otra coalición llamada Juntos Haremos Historia del PVEM, PT, Nueva Alianza y Movimiento de Regeneración Nacional ante el CCEPAC, donde hubo un incidente muy desagradable, en que un grupo de empleados del gobierno del estado, acompañados por su líder Francisca Reséndiz Lara, aspirante a ser candidata a la gubernatura por Morena, trató de impedirle al representante de Mario Delgado, presidente nacional de Morena –de nombre Eurípides Flores Pacheco– entregar el documento a la institución, entre gritos, insultos, jalones, golpes e inconformidades. La cuestión aquí es que sí se pudo entregar el documento de la coalición dentro del término legal. Así que es que ahora tenemos dos bloque políticos, que se enfrentarán en las próximas elecciones.

Ya unidas estas dos coaliciones se enfrentaran al punto más neurálgico que tendrá que ver con quién será el candidato o candidata de cada uno.

Si bien ya están registrados los aspirantes del PAN a la gubernatura, no debemos quitarle el ojo a uno de ellos, al actual presidente capitalino Xavier Nava Palacios, ya que siendo un aspirante externo, suponiendo sin conceder, que se buscara un candidato que acepten los priistas, podría ser el caso de que Xavier Nava sea el candidato de esta coalición. ¿Por que? Resultaría muy neutral, primero, porque los panistas lo apoyarían, segundo, los perredistas lo lanzaron a ser diputado federal y saben que si bien es  criticado, lo pueden apoyar, y tercero, a los priístas no les afectaría mucho, sobre todo porque a lo mejor eso les salvaría para su subsistencia en el futuro.

Como estamos suponiendo, no me puedo imaginar que los panistas aceptaran así nomás de fácil a los aspirantes priístas como Mónica Rangel, Sara Rocha Medina, Luis Mahbub o Enrique Galindo. Creo que el punto más difícil de esta coalición será el candidato o candidata.

Me permití nombrar a los líderes panistas porque ellos siempre defendieron sus posturas ideológicas con mucha fuerza y hasta dignidad, y ahora, no me puedo imaginar cómo estaría J. Carmen García si tuviera vida y pudiera ser testigo de los nuevos tiempos políticos. Por ello, me parece insólito, pero, en estos tiempos las cuestiones sociales y políticas o se mejoran buscando buenos candidatos honorables o irán los partidos en picada.

mariaelenayrizararias@gmail.com