Cabeza de Vaca arrastra al PAN
20 mayo, 2021
Se mantiene el pronóstico de lluvias para SLP
20 mayo, 2021

La doble moral de Mario Delgado con Ricardo Gallardo y Mónica Rangel

María Elena Yrízar Arias

Luego de la publicación anteayer martes de la columna de opinión de Julio Hernández López, denominada ¿Por qué Morena apoya a Gallardo?, donde se hace referencia a la existencia de un pacto entre el PVEM y el líder nacional de Morena, Mario Delgado, para contar con votos en la próxima Cámara de Diputados y en pago de una maniobra en San Lázaro en febrero de 2019 para terminar de desfondar al Partido de la Revolución Democrática, mediante la renuncia de un grupo de diputados federales, Morena ha impulsado al gobierno del estado a un personaje de oscuros expedientes, Ricardo Gallardo Cardona. El candidato del PVEM y el Partido del Trabajo hace campaña a nombre de la coalición denominada “Juntos haremos historia”, es decir, el mismo nombre de la alianza partidista que llevó al poder presidencial a AMLO en 2018 y tiene seis de las siete candidaturas a diputados federales de la entidad, pues se mantiene el acuerdo electoral Morena-PVEM a nivel federal pero no en el plano local, donde Delgado impuso una candidatura femenina con la intención de debilitar al partido guinda y favorecer a Gallardo Cardona. Léase en https://lajornadasanluis.com.mx/opinion/por-que-morena-apoya-a-gallardo/ donde se explica ampliamente ese apoyo de Morena a Gallardo.

La consecuencia que produjo la publicación referida fue que Mario Delgado, el líder aludido, vino a San Luis Potosí, llegando de manera cuan más discreta a reunirse con el equipo de campaña de la candidata de Morena a la gubernatura del estado, Mónica Rangel, además de haber realizado algunas reuniones con empresarios y políticos, posiblemente para dar las explicaciones que nadie le pidió, y que resultan ser una acusación manifiesta sobre su relación con Gallardo Cardona, para desligarse de él y ensalzar a Mónica Rangel a quien el INE no le quitó el registro a la gubernatura, según la resolución del 6 de mayo pasado y que le quedan escasos días para hacer su campaña política y en el rumbo del Altiplano se le ha visto poco.

Mario Delgado precisó que Gallardo es su “adversario político”, que no es afín a los principios de Morena, debido a las investigaciones en su contra y recordó que Gallardo fue repudiado por los morenistas, por representar la perversión en la política, que AMLO rechaza. Bueno, lo último del repudio de morenistas a Gallardo, eso sí es cierto, pero hay que recortarle a Mario Delgado que las investigaciones judiciales sobre Gallardo tienes 6 años de antigüedad, que efectivamente estuvo en la cárcel y al salir, buscó ser diputado federal y ganó la elección, convirtiéndose en el coordinador de los diputados del PRD en la Cámara, lo que Mario Delgado pasó por alto cuando necesitó los votos de Gallardo y sus 9 compañeros diputados que renunciaron a la bancada del PRD en la Cámara de Diputados el 19 de febrero de 2019 y se convirtieron en independientes, nunca lo mencionó en ese tiempo que necesitaba los votos del grupo que lideraba Gallardo y que generalmente votaron a favor de las propuestas promovidas por el presidente. Sobre la postura de Delgado de que  Gallardo fuera su adversario político, nunca lo calificó tan despectivamente como lo hizo en su última visita a la capital potosina. Ni él mismo se lo cree.

De que son amigos, ni cómo negarlo, porque los hechos hablan por sí mismos. Vea usted: en marzo pasado Gallardo propuso los 6 candidatos a diputados federales, acordados previamente, entonces, ¿cómo le darías a tu adversario político -siendo tú un dirigente nacional de Morena- la confianza para que Gallardo designara los candidatos a diputados federales del PVEM en el estado potosino? Pues, eso se hace cuando existe un acuerdo político previo, ya que fue Gallardo quien propuso en el distrito uno, Alejandro Segovia Jano ex presidente municipal con licencia de Matehuala, en el distrito dos: Juan Manuel Navarro Muñiz, director de Infraestructura de Soledad de Graciano Sánchez y ex director de Desarrollo Social en la capital potosina. Distrito tres: Kevin Ángelo Aguilar Piña, delegado de los Programas Federales, coordinador de las mesas de construcción de la paz del Gobierno Federal. Por el distrito cuarto le correspondió a Morena la designación de la candidatura. En el distrito 5: Marcela González Herrera, ex priísta, licenciada en administración de empresas, directora de desarrollo humano y participación social de gobierno del estado y asesora del ayuntamiento de la capital. Distrito 6: Gilberto Hernández Villafuerte, presidente municipal de Soledad, en dos períodos últimos. Distrito 7 en coalición: el ex priísta huasteco Cristian Sánchez Sánchez, quien ha sido regidor, alcalde, diputado local y diputado federal. Todos estos candidatos van por el PVEM, PT y Morena, además son ampliamente conocidos y posicionados en sus distritos.

Podría entenderse que Mario Delgado deberá sacar adelante la candidatura de Mónica Rangel, pero ¿cómo hacerle para que los morenistas indignados por la imposición de la doctora Rangel como candidata a la gubernatura, ahora se sumen al proselitismo político y hagan campaña? cuando los indignados hacen huelga de brazos caídos y se abstendrán de trabajar a favor de la candidata y que en estas alturas de las campañas políticas, muchos de ellos posiblemente hasta apoyen al Pollo Gallardo.

¿Cómo podrían hacerle, cuando los morenistas no quieren al líder nacional de Morena? ¿Si lo reciben a huevazos cuando lo ven públicamente? No lo quieren porque se sienten humillados, vejados por las imposiciones de Xavier Nava en la capital y de la priista Mónica Rangel en la gubernatura? Estas acciones solo han dividido a los simpatizantes y militantes morenistas. ¿Acaso Mario Delgado ya se le olvidó que declaró que San Luis Potosí era muy probable que perdiera la gubernatura?

Las encuestas realizadas por Arias, C&E, Demoscopia Digital, De Las Heras Demotecnia, Massive Caller, México Elige, Opinión Pública para El Heraldo, Poligrama, sitúan al 10 de mayo a Mónica Rangel en tercer lugar de las preferencias electorales. Según la publicación de esa fecha del periódico El País, México.

mariaelenayrizararias@gmail.com