Familiares de desaparecidos en Colima protestan en Jalisco
23 septiembre, 2020
Más de 978 mil muertos por la pandemia en el mundo
24 septiembre, 2020

“El Diablo” y el “líder cuántico”

  • FEMSA, Lozano, Frena
  • Pagar 8.7 mmdp de adeudos
  • Más prensa que manifestantes

Julio Hernández López

Nunca se había prodigado tanta atención mediática a un grupo opositor al gobierno mexicano de tan reducido e inestable número de participantes. Más periodistas que manifestantes hubo ayer en el traslado de un plantón de miembros del Frente Nacional antiAMLO (Frena) a la Plaza de la Constitución, luego de una resolución judicial que ordenó franquear el paso hacia el sitio popularmente llamado Zócalo.

La extraordinaria cobertura del ultraderechista caso puede entenderse a la luz de los ribetes de rijosidad declarativa de su dirigente empresarial, Gilberto Lozano González, y de los riesgos de confrontación física que genera esa pequeña movilización en una ciudad, la de México, y una sociedad que en su mayoría repelen ese tipo de provocaciones de abiertas pretensiones golpistas.

Pero no son solamente esos elementos los que mueven la maquinaria periodística actual. Sí es nota el intento de una ínfima minoría por derrocar al gobierno que en las urnas alcanzó dos años atrás una gran victoria, pero eso no es todo: hay un revanchismo de ciertos medios por la supresión de pautas publicitarias y por la nula recurrencia de Palacio Nacional a la cercanía y los arreglos con los negociantes dueños de esos medios, sobre todo los electrónicos.

Y un ingrediente determinante: el uso instrumental de esta desvaída protesta efectista para crear escenarios de desestabilización que permitan la continuidad y supuesto triunfo final de los intereses de fondo, los de grandes empresarios, nacionales y extranjeros, que han sido desplazados del escenario de los privilegios concertados.

Gilberto Lozano González, dirigente del Frente Nacional AntiAMLO, es un ingeniero mecánico, con maestría en administración por el Tec de Monterrey, que fue director de desarrollo corporativo de Fomento Económico Mexicano (FEMSA), la embotelladora de Coca Cola más grande del mundo, con presencia en diez países de Latinoamérica y Filipinas y operadora en México de la cadena nacional de tiendas OXXO. El 30 de noviembre de 2000, Lozano González dejó su cargo gerencial en FEMSA, y la presidencia de Fomento Deportivo Mexicano, administradora del equipo de futbol profesional Monterrey, para ocupar al siguiente día la Oficialía Mayor de la Secretaría de Gobernación, con Santiago Creel como titular y Vicente Fox como presidente de la república (https://bit.ly/2Hvnxsh  ). A los pocos meses, dejó ese cargo en Bucareli.

Lozano también fue miembro de los consejos de administración de  Coca-Cola FEMSA, el Hospital San José y la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma e integrante del consejo ejecutivo de la Confederación Patronal de la República Mexicana y del Consejo Empresarial Mexicano. En 2009 fundó el Congreso Nacional Ciudadano, base de lo que ahora es Frena. A través de su empresa, People & Quantum SC, www.gilbertolozano.com ), propone la implantación del “liderazgo cuántico” (marca registrada) http://www.gilbertolozano.com

El 29 de mayo de este año, FEMSA pagó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) 8 mil 790 millones de pesos. Según la empresa con sede en Monterrey, Nuevo León, se había llegado a un “acuerdo” para “finalizar diferencias de interpretación que existían sobre impuestos pagados en el extranjero sin recurrir a instancias judiciales” (https://bit.ly/32Uv380 ).

En realidad, el 8 de abril el presidente de México había advertido que quince grandes empresas debían al (SAT) 50 mil millones de pesos en multas y recargos, y pidió al opositor dirigente empresarial, Carlos Lomelí, que ayudara a que se cubrieran esos adeudos.

Aparte de esa relación de dependencia directa de los grandes capitales mientras fue director corporativo del consorcio regiomontano, Lozano González despliega una furibunda operación política que coincide con los planeamientos ideológicos del presidente del consejo de administración de FEMSA, José Antonio González Fernández, apodado el Diablo, un multimillonario de obcecada oposición al obradorismo. ¡Hasta mañana!

Julio Hernández López
Julio Hernández López
Autor de la columna Astillero, en La Jornada; director de La Jornada San Luis.